Vázquez y Franza juntos por el Día Internacional del Medio Ambiente

Por el 7 junio 2018

Los camaristas del fuero Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo Vázquez – quien es además consejero porteño- y Jorge Atilio Franza, expusieron en la jornada por el “Día Internacional del Medio Ambiente” el pasado martes 5 de junio en el Hotel de las Américas, de esta ciudad

 

El martes 5 de junio en el Salón Libertad del Hotel de las Américas, sito en la calle Libertad 1020 de esta ciudad, se realizó la Jornada “Día Internacional del Medio Ambiente”, bajo la consigna “Pensar globalmente, actuar localmente”. 

Luego de la apertura general a cargo del actual vicepresidente del Consejo de la Magistratura, Alejandro Fernández, y del Fiscal General de la Ciudad de Buenos Aires, Luis Cevasco; fue turno del integrante de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Penal Contravencional y de Faltas, Jorge Franza, quien además organizó y dirigió la actividad, junto a su colega, Marcelo Vázquez.

El juez se centró en el lema del evento, en “cómo lo global o internacional está impactando en la legislación nacional”. “Es algo de concientización, que el Día del Medio Ambiente son todos los días”, afirmó. “Se denota por las características de los problemas -efecto invernadero, cambio climático, desforestación- que la cuestión es global”, agregó.

A continuación, realizó un racconto de la materia ambiental y recordó que “el Día Mundial del Medio Ambiente nació en 1972, en la Conferencia de Estocolmo“El derecho a la educación ambiental, el derecho a la libertad de opinión y el derecho a la información son parte integrante del derecho al ambiente, del derecho humano al agua y del derecho a la alimentación. Por eso decimos que es un derecho muy relevante, que tiene un contenido global, señaló.

En el ámbito local, Franza indicó que la justicia ambiental está en los dos fueros de la Justicia porteña: “en el Contencioso Administrativo y Tributario, en el caso los amparos, y en el Penal, Contravencional y de Faltas que también hay cuestiones ambientales”. “Además, hay tribunales especializados”, enfatizó.

Pensando globalmente, el magistrado hizo hincapié en “la necesidad de elaborar un proyecto de convenio mundial sobre el medio ambiente para globalizar el tema junto con el principio preventivo, la protección del paisaje y del suelo agrícola y actuar para reducir la contaminación de los mares”“Estos son aspectos pendientes que tienen que solucionar las convenciones internacionales”, dijo, y añadió que “organizar mundialmente el tema medio ambiente implicaría la transformación del consejo económico y social de Naciones Unidas en  consejo económico, social y ambiental“.

“Tendríamos que tener una corte mundial especializada en medio ambiente y castigar con severidad los crímenes ambientales como crímenes de lesa humanidad, sobre todo los que se hagan dentro del patrimonio común de la humanidad, ya sea alta mar, espacios aéreos, bosques”, aseguró.

Para finalizar, el juez invitó a todos a luchar por el ambiente: “En el ambiente estamos fraternalmente unidos para siempre”.

A continuación, expusieron diversos especialistas en la materia, entre ellos fiscales, jueces y académicos.

El consejero y presidente de la Sala I, Marcelo Vázquez, brindó las palabras finales: “Creo que la mejor manera de honrar el medio ambiente es con tres pilares esenciales: la educación, el control y la sanción. En primer lugar, recalcó la importancia de educar respecto a las conductas que tenemos. “Hay una falta de la adecuada educación e instrucción en lo que es el valor esencial para posibilitar la vida humana. Muchas veces lo público no termina teniendo dueño y como no nos sentimos dueños de lo público no cuidamos ese espacio como propio, y las consecuencias se ven“, explicó.

En segundo lugar, sobre el control destacó que “es el otro pilar fundamental para poder sostener adecuadamente una defensa del medioambiente.

Por último, respecto de la sanción se refirió a la Justicia de la Ciudad, la que tiene competencias suficientes como para dar una respuesta adecuada en materia de faltas, en algunas contravenciones y en los delitos que ya hemos asumido así como para poner límites en materia de construcción y del avasallamiento del planeamiento urbano “.-