Díaz y Danas expusieron sobre los modelos de justicia contencioso administrativa

Por el 26 octubre 2017

La camarista Mariana Díaz y la jueza Andrea Danas, integrantes ambas del fuero Contencioso Administrativo y Tributario porteño, compartieron junto al ex titular del Consejo de la Magistratura, Juan Octavio Gauna, el panel “Modelos de Justicia Contencioso Administrativa” en el marco de las Jornadas Internacionales “Consejos de la Magistratura y sistemas de justicia” que se desarrolló en el CCK.

 

La titular del Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario n.° 9 de la Ciudad de Buenos Aires, Andrea Danas, fue quien abrió la serie de exposiciones del quinto panel que analizó los «Modelos de Justicia Contencioso Administrativa», en la tarde del martes 24.

La magistrada aseguró: “En la justicia de la Ciudad antes y ahora, a diferencia de la justicia federal, se tuvo siempre en cuenta un criterio subjetivo de asignación de causas, es decir, se tuvo en cuenta la persona o el órgano que formaba parte de esa contienda y no la materia. A diferencia de lo que ocurre en el fuero federal, donde tanto el fuero Contencioso Administrativo como el Civil y Comercial Federal cuya sumatoria tendríamos nosotros. Somos esos dos fueros y más”.

Danas además advirtió que “aún cuando nos focalizamos en el órgano, tenemos que tener en cuenta dos cuestiones: Primero, una figura de amparo en el artículo 14 absolutamente generosa, donde habla de ‘toda persona puede accionar’. Cuando habla de los amparos colectivos entiendo -humildemente- que el Constituyente local quiso establecer algo practicamente muy parecido a una acción popular, a diferencia de la Constitución Nacional donde ‘el afectado es el que puede interponerlo'». Aquí remarcó que «tenemos una legitimación más amplia para los amparos, lo que permite no solo una amplitud en los derechos de incidencia colectiva, que tanto a nivel nacional como local, están enumerados en un sentido enunciativo y taxativo; sino que además la legitimación que tenemos en la Ciudad para la apertura de la vía del amparo permite un acceso a la justicia mucha más generoso y amplio”.

Tras enumerar gran cantidad de casos en los cuales entendió y entiende desde su juzgado, muchos de ellos con involucramiento de debates actuales aún no cerrados en la sociedad, concluyó que «los tribunales de primer instancia requieren un rol creativo para poder dar satisfacción a estos nuevos derechos que se ponen sobre la mesa”.

Posteriormente, habló la presidenta de la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Mariana Díaz, quien señaló «algo que está presente siempre en el fuero es esa tensión que se da en el proceso contencioso administrativo entre el derecho del particular y las competencias del Estado que a través de sus órganos debe cumplir las finalidades de interés público que surgen de las normas”.

La camarista aclaró que “el Estado no puede ser llevado a juicio en cualquier circunstancia, hay condiciones de hecho y de Derecho que están destinadas a que cuando el Estado llega a juicio esta resguardada la división de poderes». «Así entonces conocemos el agotamiento de la vía, el plazo de caducidad de demanda, el régimen de ejecución de sentencia. Así nace y empieza a tomar forma un contencioso administrativo que hoy por hoy tiene en la Ciudad por lo menos, las particularidades a partir de todos los casos que tratamos día a día en los tribunales”, añadió.

Analizó también que “a partir del ’94, la reforma de la Constitución Nacional incorporó una nueva categoría de derechos: los derechos de incidencia colectiva. Incorporo en esto, tanto los derechos colectivos en sentido propio indivisibles que no tienen titular; como los derechos individuales homogéneos. En ambos casos se va a generar un proceso colectivo que tiene gran impacto en materia procesal y también en cuanto al ejercicio de las competencias propias del Poder Judicial y su interrelación con las otras ramas de gobierno”.

Díaz subrayó, en su conclusión, que “no habría que perder de vista que siempre será necesario que al momento de emitir el pronunciamiento judicial que pone fin al pleito esa sentencia pueda ser ejecutada”.

Cerró el panel, el discurso del expresidente del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Octavio Gauna, quien recibió previamente palabras de agradecimiento y reconocimiento a su tarea tanto académica, como hombre de leyes, de parte de ambas magistradas.

Las jornadas se desarrollaron por iniciativa de la Unidad Consejero Marcelo Vázquez, quien es consejero por el estamento de jueces y se desempeña como camarista del Fuero Penal, Contravencional y de Faltas porteño.-

Mirá el video de la exposición aquí