Alumnos experimentaron el sistema de juicio por jurado

Por el 19 octubre 2015
Con la coordinación de la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas María Laura Martínez Vega, se realizó el pasado 15 de octubre un simulacro de una audiencia de juicio por jurado interpretado por alumnos de quinto año del Liceo Comercial N° 3. Durante la experiencia, los alumnos encarnaron los roles de juez, jurados, equipo fiscal, imputado y defensa. «El jurado representa a los ciudadanos», destacó la magistrada, quien resaltó ante los alumnos la importancia de no conocer el caso previamente para decidir sin preconceptos.

En el marco del programa «La Justicia y la Escuela» que lleva adelante el Consejo de la Magistratura de la Ciudad se desarrolló el pasado 15 de octubre un simulacro de audiencia judicial bajo la modalidad del sistema de «Juicio por Jurado». La experiencia llevada a cabo en la sede de los tribunales porteños ubicados en Beruti al 3300, contó con la participación de alumnos de quinto año del Liceo Comercial N° 3 «José Manuel Estrada», quienes representaron los diversos roles que intervienen en un juicio por jurado, y la coordinación de la jueza María Laura Martínez Vega, titular del Juzgado N° 9 en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires.

En el evento organizado por la coordinadora del programa «La Justicia y la Escuela», Alicia Caruso, con la colaboración de Luciana Piñeyro, titular de la Unidad de Implementación de Juicio por Jurados, se expuso un caso penal real del Fuero Penal,  Contravencional  y de Faltas de la Ciudad, en el que un hombre fue imputado como autor del delito de daños simples de acuerdo al artículo 183 del Código Penal, debido a roturas producidas en un automóvil.

En la audiencia, que se extendió por casi tres horas, los alumnos representaron los distintos roles intervinientes en un juicio oral con jurados: el juez fue caracterizado por un joven de 18 años; la fiscalía fue representada por tres adolescentes, quienes relataron los hechos, indagaron al acusado y solicitaron una pena de 3 meses de prisión; el imputado y su abogada defensora, quien propuso la absolución por falta de prueba; cuatro testigos que brindaron testimonio; y 12 alumnos que integraron el jurado.

Tras los alegatos finales, el jurado dio su veredicto. «Nosotros el jurado encontramos al acusado culpable del delito de daños simples, por unanimidad«, anunció el presidente del jurado. Seguidamente, el juez informó que la pena a imponer sería brindada en una audiencia especial con participación de las partes, pero en la que el jurado ya no participará.

Concluida la audiencia y conocido el veredicto, la jueza Martínez Vega interactuó con los alumnos, profundizando algunos conceptos del sistema de juicio por jurados. «Lo ideal es que los jurados no lean nada en las audiencias, ya que las pruebas por lo general son pruebas técnicas. Lo que se trata de hacer es que la prueba sea explicada por la fiscalía y la defensa«, destacó la magistrada

Con respecto al rol del jurado Martínez Vega subrayó que son quienes representan a la sociedad, y por lo tanto, no hace falta que conozcan el glosario judicial, y tampoco deben saber del caso previamente para evitar que haya prejuzgamiento. Finalmente señaló la importancia que tanto los fiscales como las defensas sean claras al exponer sus argumentos, ya que “el jurado representa a los ciudadanos y está bien que no sepan términos a los que que los jueces estamos acostumbrados”. Cerrando la actividad, la jueza felicitó al alumnado por su excelente participación y gran responsabilidad.

El objetivo de esta experiencia es dar a conocer el Poder Judicial a los alumnos de las escuelas de la Ciudad por intermedio de una actividad lúdica, entendiendo que una práctica vivencial garantiza un mejor aprendizaje para los mismos. El conflicto planteado es un caso real, próximo a ser sometido a juicio en el ámbito de la justicia Penal, Contravencional y de Faltas.