López Iñiguez: «El predio está vacío»

Por el 25 agosto 2014

Lo afirmó la jueza María Gabriela López Iñíguez, destacando que tras la reubicación de cientos de personas “quedan solo unos 20 hombres jóvenes acampando en las inmediaciones que se niegan a aceptar cualquier tipo de ayuda”. “El lugar está sellado a la espera del inicio de las tareas de saneamiento”, dijo.

A raíz del operativo de allanamiento y desalojo del predio ilegalmente ocupado en las proximidades de la Villa 20 conocido como barrio “Papa Francisco”, la titular del juzgado Nº 14 en lo Penal, Contravencional y de Faltas  de la Ciudad de Buenos Aires, María Gabriela López Iñíguez, responsable de la orden judicial librada para su ejecución “al alba” del sábado 23 de agosto, informa a la sociedad que “el predio está vacío completamente” y que “el lugar está sellado y vallado a la espera del inicio de las tareas de saneamiento anunciadas”.

En relación al desarrollo del operativo de desalojo efectuado, la magistrada subrayó: “El procedimiento estuvo formalmente terminado a las 9 de la mañana. Se realizó sin incidentes, sin resistencia y sin heridos. Horas más tarde, cuando se iniciaron las tareas de liberación del predio con actividad de maquinaria, surgieron focos de resistencia ante el acercamiento de personas que no se encontraban en la toma al momento de concretarse el allanamiento”.

Tras agradecer la participación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad y al titular de dicho organismo, Alejandro Amor, en su calidad de veedor del operativo, la jueza López Iñíguez agradeció de forma destacada a “las fuerzas y autoridades federales, especialmente a la Ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, y a la de Desarrollo Social, Alicia Kirchner,  que colaboraron activamente en la ejecución de la orden judicial, tanto en lo que respecta al allanamiento como a la reubicación de las personas” junto con los organismos locales Policía Metropolitana, SAME y Ministerio de Desarrollo Social.

Por último, y ante la información periodística de presencia en el predio de personas que no fueron reubicadas, la jueza aclara: “Se ha trabajado muy intensamente todo el fin de semana para la reubicación de la totalidad de las personas afectadas por el operativo. Gran número de familias se encuentran alojadas en paradores y comedores dependientes del Gobierno de la Ciudad. Un grupo de unas 17 personas, adultos y menores, que se negaban a retirarse del predio fueron finalmente reubicados por intermedio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en hoteles. Incluso se dispuso la reubicación de mascotas”.

Y concluye: “Sólo quedan unos 20 hombres jóvenes acampando en las inmediaciones que se niegan a aceptar cualquier tipo de ayuda, sea esta proveída por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires o de Nación. Este grupo de hombres que no aceptan nada que se les proponga, responden a la conducción de Emanuel Ríos, quien se encuentra imputado en la causa por usurpación y pesa sobre él una orden de restricción que le prohíbe acercarse al predio”.