La representación del estamento de magistrados llega bajo el signo de la unidad

Por el 26 mayo 2020

Este fin de semana, se resolvieron las renovaciones de los estamentos de representantes ante el Consejo de la Magistratura, el Jury de Enjuiciamiento y el Consejo Académico del Centro de Formación Judicial

Fabiana Schafrik y Julia Correa, las consejeras de la unidad

La totalidad de los camaristas, jueces, fiscales, defensores y asesores tutelares que integran el Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, fueron convocados para votar sus tres representantes del estamento por el período 2020/2024, y de ese modo renovar la integración del Consejo de la Magistratura. La cita pautada para el 8 de abril pasado, debió posponerse para el 30 de abril, a propuesta de la propia Junta Electoral, producto de la pandemia. Posteriormente, se prorrogó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, y eso determinó una nueva fecha: 28 de mayo de 2020.

En marzo pasado, se oficializaron dos nóminas bajo los nombres de «Independencia Judicial» (n.° 1); y «Justicia, Pluralidad y Autonomía» (n.° 2). Además de los tres titulares, debían elegirse tres suplentes; seis representantes de los jueces y juezas para integrar el Jurado de Enjuiciamiento, ocho representantes de los integrantes del Ministerio Público porteño para integrar el mismo Jury; y tres magistrados para integrar el Consejo Académico del Centro de Formación Judicial.

Este fin de semana, la Junta Electoral proclamó una nómina de unidad, tras recibir un Acta Acuerdo firmada por las apoderadas de ambas listas, mediante la que dieron cuenta de la necesidad de resolver de manera conjunta la situación, ante la continuidad de las medidas de emergencia sanitaria; y ante el riesgo de prolongar en el tiempo la ausencia de representación de estamento judicial en la integración del organismo. Además, se indicó que «en esta situación excepcional, debe advertirse la trascendencia de la representación del estamento judicial para la integridad y desenvolvimiento de las funciones de los órganos citados y, aunque la legislación no contemple explícitamente la incidencia de la declaración del estado de emergencia en el desarrollo de su vida institucional ni el modo de proceder ante la vacancia total en ellos de la representación mencionada, el silencio de la ley no excluye la necesidad de una regla de conducta para casos no previstos».

La nómina quedó conformada en primer término por el titular del Juzgado n.º 6 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Gonzalo Rua; en segundo lugar, la integrante de la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Fabiana Schafrik; y finalmente, la titular del Juzgado n.º 28 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Julia Correa. Mientras que la nómina de sus suplentes, quedó encabezada por el titular del Juzgado n.º 1 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Rodolfo Ariza Clerici; su colega, también titular del Juzgado n.° 1 del otro fuero, Romina Tesone, en segundo término; y por último, la titular del Juzgado n.° 31 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Susana Parada. Del texto del Acta Acuerdo surge que «los Dres. Gonzalo Rua y Rodolfo Ariza Clerici compartirán el mandato de cuatro (4) años a razón de dos (2) años cada uno».

Por su parte, en lo que refiere a los representantes juezas y jueces ante el Jurado de Enjuiciamiento, la encabeza el actual vicepresidente de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Marcelo Vázquez; y se completa con Andrea Danas (CAyT); Patricia Larocca (PCyF); Francisco Ferrer (CAyT); María Fernanda Botana (PCyF); y Martín Furchi (CAyT).

Finalmente, la lista proclamada de representantes de magistrados en el Consejo Académico del Centro de Formación Judicial, quedó encabezada por Gabriel Unrein, del Ministerio Público Fiscal; la titular del Juzgado n.° 7 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Lidia Lago; y la integrante del Ministerio Publico de la Defensa, Lorena Lampolio.

Rodolfo Ariza Cleriri, completará los dos últimos años del mandato

Para quien encabeza la nómina de consejeros, el juez Penal, Contravencional y de Faltas, Gonzalo Rua, la justicia porteña, desde su conformación, se mostró como un sistema abierto y dinámico, mucho más cercano al ciudadano por sus respuestas más ágiles, modernas y transparentes. Y destacó haber arribado a un acuerdo, al respecto subrayó que «nos permite tener representación inmediata del estamento judicial en el Consejo». Nos espera el desafío de obtener los consensos necesarios en pos de fortalecer la Magistratura, brindando los insumos y herramientas indispensables para continuar transitando el camino hacia un mejor servicio de justicia. «La ampliación de competencias (penales y consumo) y el eventual traspaso de la Justicia Nacional al ámbito de la Ciudad exigen del Consejo asimilar experiencias, repensar diseños y readecuar planos normativos para mantener a la Justicia de la Ciudad a la vanguardia, cómo un sistema práctico y eficaz. Nos espera un enorme desafío», añadió en diálogo con iJudicial.

La hoy camarista en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Fabiana Schafrik, quien se desempeñó como jueza del mismo fuero desde su creación en el año 2000 y hasta 2013, año en que se incorporó a la Sala I de su Cámara de Apelaciones, también habló acerca del acuerdo alcanzado, y reconoció que «requirió de los mayores esfuerzos de ambas listas y el invalorable gesto de parte de sus integrantes de dar un paso al costado para la presentación de la lista única, en pos de completar la integración del estamento de los magistrados en el Consejo». Destacó el acompañamiento tanto de las asociaciones, como de la Junta Electoral y el apoyo de los magistrados. «Esa construcción, en el momento inédito que atravesamos, emerge así como una expresión de madurez y de la voluntad común de privilegiar la inmediata recomposición del Consejo del Magistratura, mediante la integración de los representantes del estamento de los magistrados», analizó. En tal sentido, concluyó que «constituye un valioso punto de partida a partir del cual, cada uno de nosotros, desde sus ideas y convicciones y comprometidos con la defensa de la institucionalidad, deberá hacer oír la voz de los magistrados en el Cuerpo y asumir el desafío de trabajar en la búsqueda de soluciones que fortalezcan la prestación de un servicio de justicia con la sensibilidad que requieren las particulares circunstancias que nos toca vivir».

La titular del Juzgado n.° 28 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Julia Correa, acerca de su proclamación, adelantó que llevará adelante su gestión con el compromiso de la transparencia, y en contacto permanente con el estamento que representa para estar atenta a sus necesidades. Reconoció que «existían propuestas y visiones diferentes», entre ambas listas. Agregó que «la situación que atraviesa el país es muy dinámica  y cambiante, y siendo que los casos confirmados de COVID-19 están aumentando, ello suponía la incertidumbre y la complejidad de llevar adelante elecciones en condiciones razonables». Esto no ha sido fácil, confesó, dado que «varios de nuestros candidatos, como Martín Converset y Juan G. Corvalán, tenían la intención de formar parte de la propuesta electoral de nuestra lista», por eso agradeció el esfuerzo de cada uno. «Además, entre los temas a tratar, estará la equiparación salarial, la transferencia de la justicia Nacional a la Ciudad, la independencia judicial, la defensa del estamento y mejoras en el trabajo, el análisis de las reformas legislativas, de su impacto y la confrontación de aquellas que afecten la independencia judicial o que traten de influir en ellas, como por ejemplo la reforma actual de la jubilación», completó la magistrada esta mañana.

Por último, quien ejercerá el mandato como consejero, en los dos últimos años del período, Rodolfo Ariza Clerici, también celebró que se haya arribado a un acuerdo en la composición de una lista única. Al respecto, resaltó que «es importante dejar de lado las diferencias para intentar potenciar los intereses comunes del estamento, mancomunando asi las necesidades de ambos fueros». Subrayó que «la unidad surgió a partir de la iniciativa de los mismos magistrados del fuero que nos plantearon, la imperiosa necesidad de establecer una única lista en este contexto de aislamiento compulsivo y el riesgo de exposición a un acto eleccionario que fue postergado, y a consecuencia de ello, nos dejó sin representación en el Consejo, en un momento crítico para la Justicia de la Ciudad frente a decisiones legislativas y administrativas complejas para nuestro estamento». Advirtió también que «la coyuntura pandémica modificó la agenda de las políticas públicas en materia económica, social y de salud pública, y por supuesto, la justicia no escapa a dicho reordenamiento en la reconfiguración de la emergencia sanitaria». Y añadió que aún resta saber cómo incidirán la progresión de las fases para volver físicamente a los de trabajo, las medidas de seguridad sanitaria que deberán adoptarse; y a su vez, destacó que «el proceso de digitalización garantizó la continuidad de la prestación del servicio de justicia». «Nadie mejor que nuestros magistrados conocen los problemas del fuero que deben ser atendidos, y al menos, deben ser oídos», concluyó en diálogo con iJudicial.

Mientras tanto, quienes finalizaron su mandato como consejeros en la Ciudad de Buenos Aires, fueron el actual vicepresidente de la Cámara en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Marcelo Vázquez; y su compañera de lista, la jueza de primera instancia del fuero Contencioso Administrativo y Tributario, Lidia Lago; como así también, el representante de la minoría, quien volvió a la titularidad del Juzgado n.° 24 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Darío Reynoso.-