Avanza el análisis de los proyectos legislativos sobre juicio por jurados

Por el 27 agosto 2020

Este miércoles en la comisión de Justicia de la Legislatura porteña, fue el turno de la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Lorena Tula del Moral

Pasadas las 12, tras agradecer la invitación y felicitar a los legisladores y legisladoras por el impulso a su tratamiento, señaló que creía que era una nueva oportunidad para pensar en qué modelo de juicio por jurado queremos para la Ciudad de Buenos Aires. Destacó que «es fundamental en esta etapa social que atraviesa nuestro país frente a un reclamo justamente de un Poder Judicial más eficiente, más transparente, que rinda cuentas, que justamente responda a los principios de gobierno abierto al igual que los otros poderes del Estado, para exigir democracias más robustas, representativas y participativas».

Planteó que «hay una insatisfacción social en relación al Poder Judicial por una falta de respuesta adecuada». Al respecto, destacó que «justamente el juicio por jurados garantiza la participación ciudadana en la decisión judicial, la legitima en su máxima expresión y contribuye a la formación cívica de los ciudadanos en su vinculación con el Estado». «Esta participación del ciudadano en el proceso no sólo garantiza una resolución mas transparente, más consensuada, sino que también impacta en generar que el Poder Judicial, al tener a los ciudadanos participando de la decisión, trabaje y genere otro modo de trabajo; con mayor exigencia -en mi criterio- para los operadores jurídicos», completó.

Abogó por mejorar las técnicas de comunicación, y en este punto, señaló que «los proyectos preven -acertadamente- la incorporación tanto en el contenido de las instrucciones iniciales como las instrucciones finales el uso del lenguaje claro«. «Los operadores -dijo- ya no les hablan a los jueces, ni a fiscal, ni al defensor, sino que justamente le hablan al ciudadano que está actuando como jurado en un caso penal, y fundamentalmente, los ciudadanos tienen que comprender los hechos por los que se llevó a juicio», añadió.

A la hora de describir pormenorizadamente los pasos, subrayó que «no sólo incluye la audiencia de debate, sino que la etapa previa del juicio, la selección de los jurados, la elaboración de las estructuras; y algo muy importante, la preparación de la presentación de la prueba». Especificó que «es muy importante como va a ingresar la prueba al juicio. Porque lo que importa en un juicio y lo que va a evaluar el jurado, es la prueba que va acreditar los hechos o no, de cada una de las partes». Sugirió que se debería sancionar complementariamente a la ley, un «Código o Reglas de Evidencia». Y añadió que «la importancia de un modelo que asuma las reglas de evidencia es justamente la uniformidad y la previsibilidad, en cuanto a qué pruebas van a ser admitidas o no. Lo cual no va a quedar sujeto a la voluntad de cada juez, sino que va a haber una prescripción normativa de manera general que indique bajo que supuestos debe admitirse o no una determinada evidencia».

En lo que refiere a la conformación del jurado, opinó que «deben tener en cuenta las recusaciones y los motivos de recusación cuando son con causa o sin causa». «En los proyectos de ley que vi, están previstas la cantidad de recusaciones sin causas, pero no está establecido cual es el número que debería ser las recusaciones con causa», amplió. «A mi criterio, considero que no tendría que tener un límite, porque es muy importante la selección de las personas que van a formar ese jurado», completó. Y consideró destacable que «en dos de los proyectos de ley, está previsto que haya cinco varones, cinco mujeres y dos personas con diversidad u otra alternativa de género. Eso -me parece- refleja una demanda social».

Habló acerca de la importancia de tener en cuenta que el veredicto sea de unanimidad y no que se establezca por simple mayoría. «Es muy importante -dijo- que haya 12 puntos de vistas distintos mirando la evidencia, porque eso va a conllevar una decisión de mayor calidad e imparcialidad. La unanimidad va a aumentar la confianza, la transparencia y va a legitimar la decisión del jurado», pronosticó.

Por último, la titular del Juzgado n.° 13 tras subrayar que la justicia porteña tiene magistrados y funcionarios capacitados en el sistema acusatorio y en las técnicas de litigación, concluyó destacando que «es muy importante que la Ciudad tenga su ley para efectivizar el mandato constitucional de participación activa de la ciudadanía, donde los ciudadanos puedan introducir sus valores en la decisión judicial y contribuyan significativamente al objetivo final de lograr una justicia más democrática, efectiva, transparente, abierta y cercana a la gente».

Consultada por iJudicial, Tula del Moral celebró que «los legisladores y legisladoras hayan escuchado nuestra opinión, que somos los que dia a día trabajamos para brindar un mejor servicio de justicia«.

Al testimonio de la jueza, se sumó además la exposición de la defensora porteña, Gabriela Marquiegui Mc Loughlin. Participaron en el transurso del debate, el titular de la comisión parlamentaria, Martín Ocampo; y sus colegas, Sergio Abrevaya; Gaston Blanchetiere; Claudio Cingolani; María Luisa González Estevarena; Leandro Halperín; Paola Michielotto; Claudia Neira y Gimena Villafruela.

Actualmente, en dicha comisión se está avanzando en base a tres proyectos legislativos de distinta autoría.-