López Alfonsín y Converset en las XI Jornadas de Actualización del Poder Judicial porteño

Por el 15 noviembre 2019

En el Salón Auditorio de la Facultad de Derecho de la UBA se llevó a cabo una nueva edición de las Jornadas para el Fuero Contencioso Administrativo y Tributario el pasado miércoles

A partir de las 10:30, se dio inicio al segundo panel de expositores, en el que el titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario n.° 18, Marcelo López Alfonsín, analizó «El derecho al olvido», partiendo de la premisa de recordar uno de sus primeros casos. «Para mí, si hay una norma que marca una posición ideológica en la Constitución, es el artículo 19, que es particularmente una norma que tiene la Argentina y que no tiene ninguna otra Constitución en el mundo», aseguró enfático. Y agregó: «Les recuerdo que dice ‘las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública ni perjudiquen a un tercero, están solo reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados’«.

Detalló también los conceptos de principio de reserva, principio de legalidad, y lo que se conoce como principio de razonabilidad. «Todo lo que no está prohibido por la ley justa, está permitido. Este control de razonabilidad es el que hacemos todos los jueces al momento en el cual hay un conflicto con algún derecho fundamental», indicó.

El magistrado y docente universitario se preguntó si era lógico que internet se regule por las mismas cuestiones que tienen que ver con la libertad de expresión. Advirtió al respecto que «los relatores del Sistema Interamericano dicen que sí, el relator de las Naciones Unidas -para este tema- dice que sí, la gran mayoría de los profesores de Derecho Tecnológico e Informático dicen que sí, algunos profesores de Constitucional dicen que sí; y yo tengo mi duda«, confesó. «Porque creo que no es lo mismo regular la libertad de expresión, que el derecho a la intimidad cuando lo que yo estoy protegiendo prioritariamente es el derecho a la intimidad, y como les dije, me parece que es el más importante de los derechos que establece nuestra Constitución», agregó.

Para concluir, López Alfonsín aseguró que «la diferencia es tan sencilla como que el derecho a la intimidad sigue siendo el arca de todas las libertades».

Cerró el panel, el titular del juzgado n.º 5,  Martín Converset, quien abordó el tema: «El impacto de las nuevas tecnologías en los procesos colectivos y relaciones de consumo».

El magistrado centró su participación en el interrogante acerca de cuáles son las mejores herramientas para dar un mejor servicio de justicia. «Tenemos un impacto en las nuevas tecnologías, en el Derecho sustancial que genera una relación jurídica concreta y cotidianamente. Y como lograr que este impacto en el proceso cotidiano, proceso formal, saliendo del paradigma de aplicar a rajatabla el Código procesal, sino de aplicar el Código procesal conjuntamente con las nuevas tecnologías para dar un mejor servicio de justicia», aseguró el juez.

Por último, invitó además a que -entre todos- dijo, «podamos encontrar con estas nuevas tecnologías que van incorporándose en el Fuero Contencioso, cuáles son las mejores herramientas y metodologías para su implementación».

Las tradicionales jornadas fueron organizadas por el Centro de Formación Judicial.-