Dalmas y Molina presentaron el Protocolo para la ejecución de trasplante, en caso de muerte violenta

Por el 3 mayo 2019

Las juezas penales expusieron en la presentación del Protocolo para la ejecución de trasplante en caso de muerte violenta, junto al titular del Consejo de la Magistratura porteño, Alberto Maques

El jueves 2 desde las 16:30, en la sala Alfonsina Storni del Pabellón Blanco de la Feria Internacional del Libro, la titular del juzgado n.º 4 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Graciela Dalmas, y la titular del juzgado n.º 8 del mismo fuero, Natalia Molina, participaron de la presentación del Protocolo para la ejecución de trasplante, en caso de muerte violenta. Estuvieron acompañadas en la mesa, por el presidente del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, Alberto Maques, quien encabezó el panel; el Decano del Cuerpo Médico Forense de la Nación, Luis Ginesin; el presidente del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), Alberto Maceira; el presidente del Instituto de Trasplante de la Ciudad, Luis Daniel Rojas; y la Directora de Medicina Forense del Poder Judicial local, Teresa Pagano.

Dalmas señaló que «el protocolo tiene que ser un apéndice de la ley que conserve sus principios y los objetivos; y que no los desorganice». «Este protocolo que hemos hecho, es dinámico por la ilustración, después se llena con la sapiencia de los profesionales de la salud y el derecho. Esos son los pasos que permiten no hacer el procedimiento más laxo, todo lo contrario; le da dinamismo, le da eficacia. Prevé medios muy importantes que se utilizan ahora, los mails, whatsapp (…) al tener estos medios, podemos compartir la información de forma inmediata, contemporánea. Se preserva la confidencialidad y el anonimato de la persona que está siendo presunto donante, y del receptor», explicó.

Y sostuvo que «lejos de ser un mecanismo burocrático, es un mecanismo transparente, porque con el uso de esta tecnología los controles son múltiples«. A modo de conclusión, analizó que «es un instrumento y una herramienta importantísima en donde todos los profesionales y operadores que estamos trabajando en esto, nos vamos a sentir cómodos a la hora de tomar las resoluciones que tengamos que tomar».

A su turno, Molina, quien ofició de moderadora, indicó que «la decisión que tuvimos que tomar, no es una decisión a la que estamos nosotros los jueces penales acostumbrados, que es a decidir acerca quizás de la libertad de una persona. Esto se trata de la vida y por eso creo que estamos tan movilizados y tan emocionados hoy, por haber hecho algo tan bien. Esta es una felicitación que quiero darle a todas las personas que participaron en el protocolo, invitarlos además a ir perfeccionándolo a medida que vayamos avanzando porque el protocolo es perfectible».-