El juez Ariza Clerici expuso sobre discriminación y justicia

Por el 11 octubre 2018

Organizado por el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, el juez Penal, Contravencional y de Faltas, Rodolfo Ariza Clerici habló en el marco de la Jornada Internacional sobre “Discriminación y Justicia”

El titular del juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas n.° 1, Rodolfo Ariza Clerici, participó como expositor en el primer panel: “Herramientas para la construcción de una sociedad plural”, que se llevó a cabo en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, ubicada en Av. Figueroa Alcorta 2263 de esta ciudad.

Lo hizo acompañado por la fiscal Daniela Dupuy; el coordinador de Proyectos Restaurativos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Ricardo Augman; el excomisario a cargo de la Unidad de conductas discriminatorias de la Policía Federal Argentina, Daniel Pérez; la titular de la Comisión para la plena Participación e Inclusión de las personas con Discapacidad, Mercedes Rozental; y la titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo porteña, María Rachid. La mesa fue moderada por el fiscal porteño Cristian Longobardi.

El magistrado comenzó su exposición donde señaló que “el principio de la no discriminación surge como consecuencia de las brutalidades de la autoridad, como el genocidio armenio, como el holocausto; y continua también en silencio en las nuevas eras, como en los hechos de los feminicidios en los países de Centroamérica”.

Ariza advirtió que la impunidad propicia la repetición crónica de las violaciones de los derechos humanos, y sostuvo que “existe un sector de la doctrina que cuestiona si el derecho penal es una herramienta útil para la protección de los derechos humanos. Sin embargo, desde la jurisprudencia que pertenece a nuestro sistema regional claramente, el valor que tienen las sentencias dentro del sistema interamericano, sin lugar a dudas impone un derecho penal de carácter preventivo”.

En el cierre de su exposición, el titular del juzgado n.° 1 subrayó que “el cambio comienza desde la sociedad civil, cuando un caso llega a la justicia estamos tratando con un enfermo terminal, cuando un derecho ya ha sido violado, ni hablemos cuando un acto trasciende las fronteras y llega a tribunales internacionales” .“Una sentencia no va a cambiar la situación estructural pero puede dejar un mensaje claro a la sociedad”, concluyó.-