Justicia y Tecnología: Audiencias virtuales en el fuero penal

Por el 16 mayo 2016
La tecnología aplicada al servicio de justicia tiene entre sus herramientas al sistema de teleconferencias. Días atrás el juez Pablo Casas celebró dos audiencias por esta vía con detenidos y sus abogados defensores. El magistrado del fuero Penal, Contravencional y de Faltas expresó las ventajas de hacer uso de las nuevas tecnologías en la justicia porteña.

 

La audiencia del viernes 13 de mayo, con un detenido en el penal de Marcos Paz. La defensa estuvo presente en la Sala de Audiencias. Foto: iJudicial

La audiencia del viernes 13 de mayo, con un detenido en el penal de Marcos Paz. La defensa estuvo presente en la Sala de Audiencias.
Foto: iJudicial

El juez Pablo Casas, titular del juzgado N° 10 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, llevó a cabo dos audiencias vía videoconferencia y resaltó los beneficios de utilizar las nuevas tecnologías en el ámbito judicial. Tanto en la primera audiencia, celebrada el día jueves 12 de mayo, como en la segunda, efectuada el viernes 13, el magistrado dialogó con dos personas que se encuentran detenidas y se usó un sistema de teleconferencia de alta seguridad, con comunicación encriptada.

La primera audiencia se enmarcó en una causa por violación de domicilio, en la cual el imputado se encuentra detenido con prisión preventiva en el penal de Devoto; en la segunda, el juez entrevistó a un hombre condenado por el delito de portación ilegal de arma civil, que se encuentra cumpliendo su pena en el penal de Marcos Paz.  Estas teleconferencias son audiencias técnicas de 30 a 60 minutos de duración -aunque pueden extenderse- y que además cuentan con la presencia de fiscales y defensores. «Estas teleconferencias no producen costos adicionales. Son vía IP, por lo que únicamente se consumen datos de red«, explicó Casas, destacando una de las ventajas.

Entre los beneficios de usar las herramientas tecnológicas de innovación en la justicia porteña, el juez destacó que «se evita el tiempo de traslado del imputado desde la cárcel hasta el juzgado, los gastos innecesarios del móvil y de los oficiales del servicio penitenciario que custodian al detenido, y el riesgo de la ciudadanía de tener un detenido circulando por la calle«. Además, Casas señaló que se garantizan los derechos de los acusados.

«Es una manera de concretar la demanda de modernidad que se espera de la Justicia«, expresó el magistrado. Los insumos necesarios -Hardware y Software para la comunicación- los provee el Consejo de la Magistratura. «Es una acción tripartita del juzgado con la Dirección de Informática y Tecnología y la Oficina de Gestión de Audiencias que depende de la Dirección de Apoyo Jurisdiccional», dijo Casas agradeciendo a ambas dependencias por el trabajo y la colaboración.

En el marco de ambas audiencias, se permitió la toma de fotografías con la condición de preservar la identidad de los acusados. «No es la primera audiencia virtual que hacemos en el fuero, existió un caso, por ejemplo, en el que una testigo era una mujer con embarazo avanzado de riesgo, por lo que testificó vía teleconferencia en el marco de un juicio penal oral público«, indicó Casas.

La primera audiencia en el marco de un proceso penal por medio de herramientas informáticas en la justicia de la Ciudad,  fue celebrada en julio de 2015 por la titular del juzgado N° 21 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Cristina Lara; en ese caso se trató de una audiencia por un acuerdo de avenimiento, que requería el conocimiento personal de la persona imputada, la cual se encuentra alojada en el Complejo Penitenciario Federal IV de Mujeres de Ezeiza.