Juraron los nuevos representantes del estamento judicial en el Consejo

Por el 5 mayo 2016
En la sesión ordinaria de este jueves 5 de mayo, la Legislatura porteña tomó juramento a los tres nuevos consejeros jueces y a los miembros del Jurado de Enjuiciamiento tanto de jueces como de integrantes del Ministerio Público. Tras la jura, se efectuó en el Salón Dorado del Palacio legislativo la ceremonia de entrega de diplomas a los flamantes consejeros Lidia Lago, Marcelo Vázquez,  y Darío Reynoso, y se realizó un reconocimiento a los consejeros salientes Alejandra Petrella, José Sáez Capel y Ricardo Baldomar.
De izquierda a derecha: Marcelo Vázquez, Lidia Lago y Darío Reynoso. Foto gentileza Departamento de Prensa del Consejo de la Magistratura CABA

De izquierda a derecha: Marcelo Vázquez, Lidia Lago y Darío Reynoso. Foto gentileza Departamento de Prensa del Consejo de la Magistratura CABA

Los magistrados electos en las elecciones celebradas el pasado 6 de abril para integrar el Consejo de la Magistratura, el Jurado de Enjuiciamiento y el Consejo Académico del Centro de Formación Judicial, ya se encuentran formalmente en funciones. En la sesión ordinaria de este jueves 5 de mayo, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires tomó juramento a los tres jueces que, por los próximos cuatro años, representarán al estamento judicial en el Consejo porteño.

Ante los legisladores, y numeroso público presente en el recinto, el presidente de la Legislatura local, Diego Santilli, acompañado de la vicepresidenta primera, Carmen Polledo, tomaron juramento en primer lugar al camarista del fuero PCyF, Marcelo Vázquez, y al juez del fuero CAyT, Darío Reynoso. Los magistrados juraron “por la Patria” de desempeñar debidamente el cargo de consejero de la Magistratura y obrar en conformidad con lo que prescribe la Constitución Nacional y la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Seguidamente, y bajo la fórmula “por Dios y la Patria”, prestó juramento como consejera la jueza del fuero CAyT, Lidia Lago.

Tras mencionarse a los nuevos integrantes del Consejo Académico del Centro de Formación Judicial, Fernando Juan Lima, Daniela Dupuy y Fabiana Schafrik –presentes en el recinto-, se tomó juramento a los miembros del Jurado de Enjuiciamiento en representación de los jueces. En primer lugar juraron los jueces María Luisa Escrich, Silvina Manes y Osvaldo Otheguy; luego juraron “por la Patria” Elena Liberatori y Norberto Tavosnanska; y por último prestó juramento Juan José Cavallari.

Finalmente, juraron los miembros del Jurado de Enjuiciamiento en representación de los integrantes del Ministerio Público Verónica Andrade, Fernando Lodeiro Martínez, Sergio Pistone, Marcela Solano, Mabel López Oliva, María Luisa González Castro Feijoo, Gustavo Daniel Moreno y Aníbal Brunet.

Concluida la toma de juramento ante el cuerpo legislativo, autoridades del Consejo de la Magistratura (el presidente Enzo Pagani, el secretario Carlos Más Vélez, los consejeros Marcela Basterra, Vanesa Ferrazzuolo, Alejandro Fernández, Pablo Godoy Vélez, y los salientes consejeros jueces Alejandra Petrella, José Sáez Capel y Ricardo Baldomar), el Secretario de Justicia de la Nación, Santiago Otamendi; el Procurador General de la Nación, Carlos Balbín; la presidenta de la Cámara Penal, Contravencional y de Faltas, Marta Paz; el Defensor General Horacio Corti, el Fiscal General Luis Cevasco; y el ex presidente del Consejo, Juan Manuel Olmos, entre otros, se celebró una ceremonia de entrega de diplomas en el Salón Dorado.

Ante jueces, fiscales, defensores y asesores tutelares de los dos fueros porteños, funcionarios judiciales, y familiares y amigos, el presidente del Consejo de la Magistratura hizo entrega del diploma al Administrador General del Poder Judicial porteño, Alejandro Rabinovich, recientemente designado por segundo mandato. A continuación se entregaron diplomas a los flamantes consejeros jueces, y por último se efectuó un reconocimiento a sus pares salientes Alejandra Petrella, Ricardo Baldomar y José Sáez Capel.

De acuerdo a lo establecido en la Constitución de la Ciudad, tanto los consejeros jueces como los miembros del Jurado de Enjuiciamiento duran en sus funciones cuatro años y no pueden ser reelegidos sin un intervalo de por lo menos un período completo.