Sin impugnaciones, avanza la designación de nuevos jueces para el fuero penal

Por el 16 junio 2015
Este martes 16 de junio se celebró en la Legislatura porteña la Audiencia Pública para tratar las postulaciones de cuatro candidatos a cubrir el cargo de juez de primera instancia del fuero Penal, Contravencional y de Faltas, y un cargo de asesor tutelar. Los candidatos seleccionados por el Consejo de la Magistratura de la Ciudad expusieron sus antecedentes curriculares sin recibir ninguna impugnación. El próximo jueves podría ser sometida a votación la designación de los nuevos magistrados porteños.

Pasados unos minutos de las 11 horas de este martes 16 de junio, se inició en Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la Audiencia Pública para el tratamiento de las postulaciones remitidas por el Consejo de la Magistratura porteño para cubrir cuatro cargos de juez de primera instancia del fuero Penal, Contravencional y de Faltas y un cargo de asesor tutelar de menores e incapaces.

Ante los legisladores que integran la Junta de Ética, Acuerdos y Organismos de Control y la Comisión de Justicia de la Legislatura porteña, y el numeroso público congregado en el Salón San Martín entre los que se destacaba el presidente del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, Juan Manuel Olmos y el consejero Ricardo Baldomar, los candidatos describieron su trayectoria judicial y académica, así como también manifestaron sus aspiraciones y objetivos como posibles futuros integrantes de la magistratura. El encargado de dar inicio a las exposiciones, fue el candidato a asesor tutelar Rodrigo Carlos Dellutri.

El primero de los postulados a cubrir el cargo de juez PCyF en exponer fue, de acuerdo al orden de mérito resultante del concurso público, el candidato Pablo Cruz Casas, quien tras realizar un breve recorrido sobre su carrera judicial, hizo una especial mención al 60° aniversario del bombardeo a civiles en la Plaza De Mayo recordando a las víctimas de ese luctuoso 16 de junio de 1955 y destacando la importancia del respeto al sistema democrático diseñado para la selección y designación de las personas que deciden sobre cuestiones públicas en los tres poderes del Estado.

En relación a la función pública de los integrantes de la justicia, Casas sostuvo: “Creo que los magistrados debemos esforzarnos para hacer que con nuestra labor se pueda lograr disminuir los niveles de violencia. Si a algo me comprometo frente a todos ustedes es trabajar para que nuestra labor transforme la dimensión de la violencia social en todos los ámbitos”.

La segunda candidata a jueza en exponer fue María Julia Correa quien relató su labor profesional en paralelo a su desarrollo personal y familiar, mencionó su vocación por el derecho expuesta en la carrera judicial iniciada a sus 19 años, y remarcó en su estructura de creencias a “la democracia, el respeto a las normas, y el respeto de las garantías tanto en los sometidos a procesos como de las víctimas y los testigos”.

María Lorena Tula del Moral fue la tercera postulante en presentarse ante la audiencia. Inició su exposición subrayando que integra la justicia porteña desde el comienzo de su actividad profesional, labor que acompaña con la docencia en la Universidad de Buenos Aires en la Facultad de Derecho y también en el Centro de Formación Judicial. “Siempre he intentado capacitarme y hacer ambas carreras (la profesional y la académica) porque considero de suma importancia para el cargo al cual aspiro esas dos cuestiones y es por ello que hoy me siento con la madurez tanto personal como profesional para asumir la responsabilidad en el marco de un sistema democrático y con el respeto a los derechos de garantía y constitucionales de desempeñarme como juez Penal Contravencional y de Faltas”, concluyó la candidata en su exposición.

El último en presentarse ante la audiencia fue Rodolfo Ariza Clerici. Al comenzar su exposición mencionó algunos hitos importantes de su vida que marcaron cambios personales en un contesto de una sociedad en cambio: de tener pelo largo y escuchar en los 90 a los Guns and Roses, a prender una vela en el 96´para evitar el servicio militar, cortarse el pelo, y salir de un colegio industrial para ingresar en la Facultad de Derecho y seguir una carrera humanística.  A modo de cierre, el candidato a juez manifestó su opinión acerca de cómo debe actuar un juez.“La idea es prestar el servicio de justicia, el servicio de justicia hacia los vecinos. Citando a uno de los primeros jueces del fuero, yo creo en los jueces que resuelven conflictos y no causas, y esa es mi vocación, esa es mi apuesta, la de resolver los conflictos de la gente”, finalizó.

Tras la presentación de todos los postulantes, y ante la ausencia de impugnaciones presentadas, el presidente de la Junta de Ética, Jorge Garayalde, informó que tras deliberar unos minutos se firmarían los dictámenes conjuntos de la Comisión de la Junta Ética y la Comisión de Justicia (presidida por Francisco Quintana). Ante la presencia de legisladores de diversos bloques que integran ambas comisiones, y habiendo quórum suficiente, se firmaron los despachos proponiendo el cuerpo legislativo que preste acuerdo y someta a votación la designación de los cinco candidatos a la magistratura porteña.

 

De acuerdo a lo previsto, el dictamen que propone la designación de los nuevos magistrados podría ser llevado al recinto para su votación en la sesión del próximo jueves 18 de junio. De contar con un mínimo de 40 votos, dos tercios del total del cuerpo, la justicia porteña tendrá cuatro nuevos jueces que cubrirán las vacantes existentes.

Los juzgados vacantes son: el juzgado N° 28 que pertenecía a Rosa Parrilli destituida por un Jury de Enjuiciamiento; el juzgado N° 13 que pertenecía a Guillermo Eduardo Hugo Morosi quien dejó el tribunal tras ser designado Fiscal General ante los Tribunales Orales en lo Criminal de la Capital; el juzgado N° 10 cuyo titular era Gabriel Eduardo Vega, actualmente Juez de Cámara en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 7 de la Capital Federal; y el juzgado N°1 disponible desde el retiro voluntario de su titular Alfredo Durante.