“El jurado es el puente que une al sistema judicial y la sociedad”

Por el 3 junio 2015
Así lo sostuvo el juez Gustavo Letner en el marco del Seminario “La experiencia del Juicio por Jurados en la Provincia de Buenos Aires y su Implementación en la Ciudad de Buenos Aires” organizado por el Consejo de la Magistratura porteño. Durante su exposición, describió el proyecto diseñado y presentado en la Legislatura, y destacó la participación ciudadana en el juzgamiento de casos penales ayuda colabora en aumentar la confianza en la justicia.

 

El pasado martes 2 de junio se llevó a cabo el Seminario organizado por el Consejo de la Magistratura porteño “La experiencia del Juicio por Jurados en la Provincia de Buenos Aires y su Implementación en la Ciudad de Buenos Aires”. En este marco, y ante el numeroso público congregado en el Salón Gaudí del Hotel NH City entre los que se destacaban las máximas autoridades del Poder Judicial de la CABA, el juez Gustavo Letner, titular del juzgado N° 15 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, expuso sobre el proyecto diseñado por una comisión especialmente creada para debatir la puesta en marcha de los jurados en la justicia local.

“Es interesante y sorpresivo que no estemos en un debate, ya el título del encuentro al que nos convocó el presidente del Consejo de la Magistratura, Juan Manuel Olmos, habla de la experiencia del jurado en la provincia de Buenos Aires y su futura implementación en la Ciudad de Buenos Aires. Ya no se debate juicio por jurados sí o no. Esto ya es un paso muy grande hacia adelante”, dijo el juez Letner al dar inicio a su participación en el panel conformado también por la presidenta de la Cámara PCyF, Marta Paz, y el Defensor General de la Ciudad, Horacio Corti.

Tras remarcar que el sistema de Juicio por Jurados es un mandato constitucional, el magistrado afirmó que “los constituyentes pensaron un modelo penal descentralizado en el jurado, y pensaron el jurado como una garantía de independencia y de un Poder Judicial fuerte”.

El Poder Judicial se vincula con la ciudadanía a través del jurado. Es la alianza de la justicia con el pueblo. El jurado es el puente que une al sistema judicial y la sociedad. Sirve para entender la responsabilidad extrema del encarcelamiento de una persona y aumenta la confianza en el sistema judicial”, subrayó Letner.

En relación al proyecto diseñado por la comisión de expertos creada por resolución del Consejo de la Magistratura para la implementación de este sistema en los tribunales locales, el ex consejero destacó que “hoy está presentado en la Legislatura para su debate”, siendo “este proyecto un punto de arranque y base para la discusión de un proyecto final”.

“El proyecto de Juicio por Jurados que diseñamos lo establece como obligatorio para delitos con penas mínimas de 8 años de prisión. Pensamos un jurado para casos graves, pero como todavía no tenemos estas competencias, la comisión determinó que el Juicio por Jurados sea optativo para el imputado en delitos menos graves. El veredicto tiene que ser unánime de los doce miembros del jurado. Esto nos garantiza una sólida deliberación. El veredicto absolutorio es irrecurrible, garantía absoluta para el imputado”, describió el juez.

Y agregó: “El diseño que planteamos es el de un jurado clásico integrado por 12 personas entre 18 y 75 años que sepan leer y escribir, y no un jurado escabinado (integrado por legos y magistrados técnicos) como el cordobés -en Córdoba también están pensando en virar hacia un jurado clásico-. También incorporamos la audiencia de selección de los integrantes del jurado, llevada a cabo en presencia de las partes, y donde se van a poder presentar recusaciones con y sin causa de los posibles jurados. Propusimos una remuneración optativa para aquellos jurados que participen, ya que puede haber quien diga que no quiere recibir paga por una carga pública”.

Finalmente, Letner se refirió a las dudas que el sistema de Juicio por Jurados aún despierta, centrándose en la posibilidad de influencia y el desconocimiento de la ley por parte de las personas comunes.

Yo creo que es más fácil influir a una sola persona, así sea un juez profesional, que influir a doce ciudadanos legos. Es mucho más difícil influir a 12 personas que a una sola. El temor a la influencia hay que empezar a descartarlo”, dijo. Y sumó: “Tampoco hay que tener dudas sobre la aplicación de la ley ya que los ciudadanos sólo deben determinar si el imputado es o no responsable del hecho que se le imputa. La ley se va a aplicar de acuerdo a las instrucciones del juez”.

Por último, Letner reiteró la importancia de la participación de la sociedad en el juzgamiento de causas penales para mejorar la comprensión de la responsabilidad que dictar una condena implica, y también para aumentar el conocimiento de la ley. “Justicia y ciudadanía son dos caras de una misma moneda, hacerla girar integrando ambas caras es la respuesta a los conflictos”, concluyó.

Fotos Gentileza del Departamento de Prensa del Consejo de la Magistratura CABA

Fotos Gentileza del Departamento de Prensa del Consejo de la Magistratura CABA