El turno de Tula del Moral en el conversatorio de Derecho y pandemia

Por el 22 mayo 2020

La jueza Lorena Tula del Moral participó del segundo encuentro de la serie de conversatorios  Derecho y pandemia, organizado por el Centro de Formación Judicial  

En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el Centro de Formación Judicial inauguró una serie de encuentros virtuales para reflexionar acerca del Derecho y los nuevos desafíos a partir de la pandemia. Ayer fue el turno de la titular del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires n.° 13, Lorena Tula del Moral.

La exposición en la charla web partió de la premisa de señalar que la emergencia sanitaria se transformó en una oportunidad para darle aún más valor a la tarea que se viene desarrollando desde el juzgado en el modo digital y abierto, bajo los ejes de Justicia Abierta desde el año 2016. A propósito de esos principios, se implementaron e incorporaron una sucesión de herramientas de innovación tecnológica.

Estas nuevas vías de comunicación, contó que «fueron diseñadas para establecer un canal de comunicación con la sociedad, entendiendo que es fundamental que tenga la posibilidad de tener un canal y un contacto más cercano con la justicia», al respecto, añadió que «para garantizar y fortalecer los valores y los principios del sistema democrático, como son la transparencia, el acceso a la información y la rendición de cuentas, tuvimos que echar mano a herramientas de innovación, tecnología y digitalización; porque el Poder Judicial tiene que modernizarse».

En el segundo eje habló de los reclamos sociales en torno a la justicia, y describió como presta servicio el juzgado a su cargo en este contexto de pandemia. Al respecto, relató que rápidamente se pudo pasar de un contexto de presencialidad a un contexto de virtualidad sin interrumpir el trabajo del juzgado. «Como tenemos un sistema acusatorio tenemos muchas audiencias que realizar, frente a esta situación excepcional y gracias a que el Consejo de la Magistratura nos dio una plataforma donde cada juzgado tiene una sala de audiencias virtual, pudimos realizar las audiencias que ya estaban fijadas, y poder seguir con el normal funcionamiento fijando nuevas audiencias», indicó. «La justicia no se cerró, hoy estamos trabajando muchísimo», completó.

A modo de ejemplo, puntualizó algunas iniciativas digitales que implementaron en el juzgado a raíz de esta emergencia, abonando la tarea de apertura que ya venían gestionando en el juzgado a su cargo. En virtud de ello, relató que implementaron dos iniciativas propias centradas en el uso de TICs. «Por un lado, a partir del portal del litigante ofrecimos a los abogados a través de notificaciones y proveídos que sacamos, darle la posibilidad de que se registren y empiecen a través del expediente judicial electrónico con sus casos», especificó. Una apuesta a la interoperatividad del sistema que, dijo, se va consolidando en el Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires. La otra alternativa que impulsó, fue la creación de una mesa de entradas virtual, a partir de utilizar herramientas que ya tenían. Partiendo de la plataforma que tiene el Consejo, y además «echando mano a la página web que nosotros tenemos en el juzgado, generamos un formulario para que cada parte en el proceso (abogado, imputado, infractor de faltas) complete un formulario en nuestra página web, nos envié ese formulario y nosotros le damos un día y un horario por mail, les explicamos como tiene que acceder a la sala virtual de juzgado, y atendemos a esa persona individualmente en la sala», subrayó.

Por último, explicó como se están gestionando los casos en el marco de la emergencia y resaltó que «durante todo este tiempo gestionamos todos los casos que se nos plantearon en el juzgado, en todos los procesos de faltas, las contravencionales y en los delitos». Destacó que «todo este tiempo que estamos transitando y prestando el servicio de justicia desde el juzgado, creo que nos llevó a todos a reflexionar mucho como venimos trabajando». Y sostuvo que todos los poderes judiciales deben empezar a pensar «como vamos a volver el día después, y como queremos que sea nuestro Poder Judicial. Creo que hoy ya no hay vuelta atrás«, concluyó.-