Transparencia activa: una costumbre del juzgado n.° 10

Por el 21 enero 2019

Tras el cierre del año judicial 2018, se conocieron los resultados de la tarea realizada y difundida por el juzgado que encabeza Pablo Casas, a través de las redes sociales y su interacción diaria

Desde mayo de 2016, el juzgado Penal, Contravencional y de Faltas n.º 10 de la Ciudad de Buenos Aires, cuyo titular es Pablo Casas, lleva adelante la experiencia de compartir toda su agenda de audiencias y resoluciones a través de la red social Twitter, en la dirección @jpcyf10, lo que constituyó un hecho inédito en la justicia argentina. Hoy es una realidad, que además comparte en el Fuero Penal porteño, con la titular del juzgado n.° 13, que también se sumó a la iniciativa de abrir los datos.

Buena oportunidad entonces para realizar un análisis comparativo de la cantidad de resoluciones emitidas en 2017 y 2018. El informe arroja un aumento superior al 60 por ciento de un año a otro: en total, se registraron 939 resoluciones a lo largo de 2018 -670 interlocutorias y 269 definitivas-; cuando en 2017, se habían registrado 562.

Del total de 670 sentencias interlocutorias firmadas en 2018, 360 fueron por delitos penales, 293 contravenciones, 13 faltas, tres allanamientos autónomos y un amparo. Por otro lado, de las 269 definitivas; 106 fueron contravenciones, 82 delitos penales, 80 faltas y un amparo. Además, en cuanto a interlocutorias, 315 se trataron de audiencias orales y 355 fueron escritas; mientras que respecto a las definitivas, 106 fueron audiencias orales y 163 escritas.

“La elaboración y posterior visualización de los datos que producimos en términos de gestión, además de toda la capacitación que requiere en el uso de herramientas (Bases de Datos, Visualización -TIC’s-), sin dudas contiene como interesante la apertura a la comunidad para que cualquier persona pueda tomar esos datos y reutilizarlos de la manera que desee. Se busca aportar a la rendición de cuentas como política de transparencia activa, aseguró el titular del juzgado n.° 10 al finalizar el tercer año de este ejercicio de comunicación abierta diaria.

Llevado el análisis a una mirada pormenorizada, mes a mes; podemos decir que en enero de 2017 frente a enero de 2018, si bien las sentencias interlocutorias se mantuvieron en 15, las definitivas aumentaron de 4 a 16. La cifra aumentó de 26 resoluciones interlocutorias a 62, en el comparativo de febrero 2017/18; mientras que las definitivas también crecieron, de 16 a 19. A la hora de cotejar los números de marzo, se dispararon: hubo 61 interlocutorias -frente a 33 del año 2017-, y 24 definitivas -frente a 17 del año previo-. En abril, las interlocutorias registraron un aumento a 41 -contra 28 emitidas en 2017- y las definitivas disminuyeron a 10 -frente a 18 del año anterior-. Mayo registra el récord del año en sentencias interlocutorias firmadas, 96 -contra 39 del 2017-; mientras que las definitivas fueron 21 frente a 17 del año previo. Junio marcó un aumento de 22 a 54 sentencias interlocutorias y de 16 a 21 definitivas. Por su parte, en julio, durante la feria judicial, fueron 26 las interlocutorias (contra 17 del año previo), y 8 definitivas (frente a 15 del 2017). Agosto registró otro aumento considerable: fueron 53 las sentencias interlocutorias emitidas, frente a 30 de 2017; y 32 las definitivas frente a 19 del año anterior. En septiembre, las interlocutorias también crecieron de 53 a 85 en comparación con el 2017, mientras que las definitivas pasaron de 20 a 29. En octubre las interlocutorias aumentaron considerablemente, de 29 a 86; mientras que las definitivas pasaron de 23 a 24. Para noviembre, las interlocutorias aumentaron de 36 a 43, y las definitivas de 15 a 29. Por último, en diciembre se registró otra suba exponencial: las sentencias interlocutorias aumentaron de 15 a 72; y las definitivas, de 20 a 37.

Por otra parte, el juzgado n.º 10 compartió la cantidad de audiencias realizadas en 2018, medidas en minutos. En primer lugar, en materia de delitos penales fueron 191 las audiencias orales, lo que significó 5.596 minutos de audiencia. Luego, en materia de contravenciones, fueron 155 las realizadas, equivalente a unos 2.794 minutos. Por último, en materia de faltas, fueron 75 las audiencias orales, lo que ocupó 1.493 minutos en todo el año.

Consultado al respecto, el magistrado señaló que “el trabajo de los datos también tiene impacto interno, desde la medición de distintos indicadores trabajamos en mejoras de tiempo, cuantitativas y cualitativas; y en el tratamiento del conflicto que encierra cada caso, resultando indispensable la coordinación de las distintas partes que participan del proceso judicial”.

“En definitiva, se trata de una manera de intentar mejorar los niveles de confianza hacia los órganos que estamos involucrados en la sensible tarea de administrar justicia”, concluyó Casas.-

Para acceder a toda la información interactiva con las mediciones y resultados que produce el juzgado: https://public.tableau.com/profile/juzgado#!/