López Alfonsín presentó «La incorporación de los derechos de incidencia colectiva en el proceso judicial»

Por el 9 mayo 2019

Fue en el stand institucional del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires en la Feria Internacional del Libro

El martes 7 a las 15:30, en el stand institucional del Consejo de la Magistratura porteño en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, el titular del juzgado n.° 18 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Marcelo López Alfonsín -junto a las coautoras Elisabeth Berra y Sabrina Spaccarotella- presentaron el libro «La incorporación de los derechos de incidencia colectiva en el proceso judicial», de la Editorial Jusbaires.

Durante el encuentro, el magistrado explicó que los derechos de incidencia colectiva «son esos derechos que no son de una persona individualmente, sino que son una especie de porción de una gran torta, que es de todos». Describió además que «el derecho tiene un problema para resolver los conflictos que son de todos, porque en general cuando algo es de todos, a veces el derecho considera que no es de nadie; y eso no está bien. Justamente, los bienes colectivos tienen que ser en una parte de cada uno de nosotros. Esto lo vemos en el espacio público, por ejemplo», dijo.

Destacó también que «la Ciudad de Buenos Aires tiene una jurisprudencia y una justicia que avanzó mucho en la reglamentación efectiva de estos derechos en cada uno de los casos«, y señaló: «Cuando hablamos de derecho, no solamente nos referimos al ambiente o los consumidores. Muchas veces hablamos de patrimonio urbano, de patrimonio paisajístico, (…) cuestiones que tienen que ver con el Derecho a la Ciudad, que es algo que está en todos y en cada uno de quienes habitamos la Ciudad de Buenos Aires».

Por último, López Alfonsín manifestó «la necesidad de que el Poder Legislativo reglamente, para acotar los márgenes de acción de los jueces dentro de los límites que corresponden a una efectiva división de poderes». «Estos derechos son de todos y deben ser especialmente cuidados por el Poder Judicial; y paralelamente deben ser ejercidos como un verdadero ejercicio de ciudadanía que hacen a un bien colectivo como es el ambiente o el patrimonio urbano, paisajístico de la Ciudad de Buenos Aires», concluyó el magistrado.-

Accedé al libro en su versión digital aquí