Vázquez y De Langhe ante los nuevos desafíos de la justicia local

Por el 30 octubre 2018

El camarista y consejero Marcelo Vázquez junto a la camarista en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Marcela De Langhe, expusieron en la Legislatura sobre las nuevas medidas especiales de investigación previstas en el Código Procesal Penal de la Ciudad de Buenos Aires

Este lunes 29, en el marco de la Jornada de Derecho Procesal Penal: Medidas especiales de investigación, el consejero y camarista Marcelo Vázquez; y Marcela De Langhe, camarista y Directora del Instituto Superior de Seguridad Pública, expusieron en el Salón “Raúl Alfonsín” de la Legislatura porteña.

En primer lugar, durante la mesa «Doctrina», la camarista Penal se refirió a las nuevas medidas especiales de investigación previstas en el Código Procesal Penal de la Ciudad de Buenos Aires, y ratificó que «se necesitaba una herramienta procesal que permitiera tener medidas para afrontar eficientemente la transferencia de los delitos que han sido transferidos al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, entre ellos delitos de funcionarios públicos, estragos, grooming, profilaxis, narcomenudeo, etc».

Precisó además que «la injerencia estatal sobre los derechos individuales (…) debía ser reglamentada por el Poder Legislativo». «Es decir, no poner una cosa amplia y difusa donde aparentemente todo pudiera hacerse sin ninguna reglamentación. Nosotros pensamos que debía reglamentarse al más mínimo detalle porque si hay ámbitos de injerencia constitucional individual, entonces se precisa una legislación que sea estricta, escrita, seria y detallista; justamente para la protección de medidas que igualmente se llevan a cabo y para lograr una investigación constitucional y no una actuación policial, que por un lado avasallara garantías de los ciudadanos y que por otro después no pueda traducirse en resultados que puedan ser valorados judicialmente», explicó.

La magistrada agregó que «hay siete requisitos mínimos para mantener la constitucionalidad de estas medidas de investigación». Y a continuación los enumeró: «Un catálogo de delitos, preexistencia de una causa judicial, motivación suficiente – tiene que haber un grado de sospecha ponderable- , los sujetos afectados tienen que estar individualizados, la duración de la medida tiene que estar detallada, tiene que haber un registro y transcripciones; y el juez solo va a poder controlar en la medida que estén registradas estas actuaciones y transcriptas».

«Estas medidas son constitucionales y mantener la constitucionalidad de estas medidas depende de los agentes judiciales», concluyó De Langhe.

En la mesa posterior, expuso el consejero Vázquez quien comenzó su exposición señalando que «no podemos quedarnos quietos frente a las transformaciones que se avecinan en todo sentido en materia de justicia y seguridad». «La Ciudad de Buenos Aires tiene una Constitución modelo en todo sentido y en particular en materia de precisión en cuanto al debido resguardo de los derechos fundamentales y de las garantías constitucionales», destacó.

También se refirió positivamente a los recientes cambios en el Código Procesal Penal porteño y dijo «celebro la reforma, es un paso gigante que se ha dado». «Es tarea de los operadores del sistema judicial, en los casos concretos, resolver las cuestiones que se susciten controvertidas en torno a cómo interpretar estas nuevas normas procesales y qué alcances tienen», finalizó.

La jornada fue organizada por la legisladora porteña María Luisa González Estevarena.-