Natalia Molina: “Si algo no cambia en la política pública y en los medios es muy difícil avanzar en pro de la paz”

Por el 13 diciembre 2016

El pasado 7 de diciembre, la jueza Penal, Contravencional y de Faltas Natalia Molina participó de la Cumbre Argentina de Mujeres Ilustres 2016: “La mujer y el nuevo paradigma global”, que organizada por las entidades nucleadas en la Coalición Social por el Bien Común se desarrolló en la sede del Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina.

 

 

La titular del juzgado N° 8 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Natalia Molina expuso acerca de la “Dignificación de la mujer formadora en valores eco-éticos” en el marco de la Cumbre Argentina de Mujeres Ilustres 2016: “La mujer y el nuevo paradigma global”, que se desarrolló en la sede central del Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina.

En primer lugar, resaltó que “como jueza penal trabaja continuamente con casos donde se refleja la violencia de la sociedad” y que «es trascendental que se trabaje desde el punto de las políticas publicas el aspecto de la educación para prevenir la violencia«.

Además, precisó que «el problema es que los medios de comunicación tienen un lugar muy importante en la sociedad y hacen trascender las malas noticias”. “Lo que más interesa es mostrar al chiquito muerto –víctima de un conflicto bélico- pero no se muestran las grandes heroínas que tienen las guerras de Medio Oriente”, sostuvo; y recordó su participación en la Cumbre de Estambul Summit 2015, en la que se discutió “la gran problemática mundial de refugiados y la necesidad de las que las mujeres participen en los procesos de paz”.

“A veces las ONGs son las que más ayudan y colaboran directamente en los conflictos bélicos, y es ahí donde uno descubre estas mujeres heroínas a las que hay que empoderar para que ayuden a otras mujeres”, dijo la jueza, y agregó: “Recordemos que el problema de la guerra no solo toca de lleno a toda la humanidad sino con mayor efectividad a los niños y a las mujeres porque son las cabezas de familia”.

Luego, Molina indicó que “si algo no cambia en la política pública y en los medios de comunicación es muy difícil avanzar en pro de la paz”. “Mientras sigamos por este camino de mostrar que la mala noticia es la buena noticia, tanto en nuestro país como en guerras, y no mostremos en el ámbito internacional las grandes heroínas como las grandes noticias o preparemos mujeres para que puedan llevar a cabo protocolos de supervivencia en los campos de refugiados no se puede construir una paz mundial”, agregó.

Respecto a la violencia de género en nuestro país, la magistrada señaló: “Es importante no solo que las mujeres discutamos sobre ella y cómo tratar de erradicarla, sino también que los hombres participen y que los niños estén involucrados desde una muy temprana edad. Eso construye paz”.

“Educar un niño desde un punto de vista igualitario de género, y desde la no violencia desde edades muy tempranas es algo que si lo hacemos correctamente luego a replicar cuando él sea adulto”, añadió, y expuso que “está fallando el tema de la educación muy gravemente a nivel local en cuanto a la prevención y erradicación de la violencia y también los medios de comunicación”.

Ya finalizando, Molina recordó el asesinato de Wanda Taddei, quien fue quemada por su pareja en 2010. “A partir de que los medios de comunicación difundieron esa noticia con mucha intensidad, el medio comisivo del homicidio de la mujer era prendiéndola fuego. Esto habla de una réplica en la sociedad y de que los medios de comunicación son formadores de la opinión común”, especificó la panelista.

Para cerrar, afirmó: “El hombre no es contra el hombre, el hombre debe ayudar al hombre”. “Esto parece una simple expresión pero creo que con tantos avances tecnológicos olvidamos ver la dimensión humana y es importantísimo ver al hombre en su verdadera dimensión, y entender que si el hombre no ayuda al hombre no se puede construir la paz mundial”, concluyó.

El panel también estuvo conformado por Elizabeth Ivonne Rovere –Presidenta de la Asociación Civil GEVAS RED ARGENTINA-, Silvia Gabriela Vázquez –Presidenta del foro “Juventudes por el Bien Común” del Parlamento Cívico de la Humanidad – y Liliana Rudak –co fundadora y directora del área de gestión de la Fundación Integral Ecuestre y de Rehabilitación-.

Por otro lado, la defensora Lorena González Castro Feijóo participó de otra mesa de debate y resaltó que «la Defensa Pública Oficial en el fuero Contencioso Administrativo y Tributario tiene como misión precisa la defensa irrestricta de los derechos humanos». Además, explicó la tarea cotidiana de las defensorías: «En general las personas no conocen a qué tienen derecho o cuáles son sus límites, etc. Entonces, luego de una larga y profunda escucha, desde las defensorías se traduce el padecimiento en derecho exigible y a partir de allí, se podrán empezar a analizar las vías procesales aptas y convenientes, o bien la alternativa de una gestión extrajudicial para encontrar una solución al problema planteado». «En las defensorías públicas oficiales no se llevan adelante sólo litigios. Diariamente se lleva a cabo un trabajo que involucra esa asistencia integral, una labor silenciosa y hasta prácticamente oculta. Es una tarea que se podríamos denominar ‘trabajo de hormiga’, resumió.

Castro Feijóo también afirmó que «el Ministerio Público de la Defensa pone su granito de arena, intentando remover obstáculos derivados o no del estado de pobreza, obstáculos económicos, culturales, educacionales, sociales y hasta idiomáticos para que el acceso a justicia no sólo sea una garantía y un derecho plasmado en valiosísimos documentos y normativas nacionales e internacionales, sino que se efectivice en el caso concreto».

Por último, acerca de la conciencia de género y el rol de la mujer en la justicia, la defensora indicó que «es igual al rol que tiene en la sociedad, ser la voz de quienes no pueden hablar, generar el cambio de paradigmas, de ir contra lo instituido, el poder o de lo políticamente incorrecto». «El rol de la mujer en la justicia comienza justamente por no reproducir la lógica masculina en el ejercicio del poder y resolver o pedir la resolución de los conflictos desde su mirada y no desde la perspectiva masculina», agregó.

La jornada fue organizada por la Coalición Social por el Bien Común, integrada por la Fundación Nehuen, el Parlamento Cívico de la Humanidad, la Academia Internacional de la Diplomacia y Profesiones, el Proyecto Estrategia Alézeia, la Universidad de la Marina Mercante, la Fundación Argentina a las Naciones Camino a la Verdad y Nobleza Universal Meritocrática.