La justicia debatió sobre el impacto de la vulnerabilidad social en la salud mental

Por el 25 noviembre 2016

Organizada por la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, se llevó a cabo el pasado 23 de noviembre en la Sala de Audiencias N° 7 ubicada en Beruti 3345, la “Cuarta Jornada Sobre Salud Mental: Vulnerabilidad Social”. La apertura, moderada por la directora de Medicina Forense del PJCABA, Alba Pagano, contó con la participación del consejero juez Darío Reynoso y la defensora Paula Lagos.

 

“Cuando hablamos de salud mental, uno podría decir en palabras comunes que es la ausencia de locura. Sin embargo la Organización Mundial de la Salud define que la salud mental incluye la autonomía, el bienestar, la autosuficiencia perseguida”, destacó el consejero enmarcando el tema de análisis de la jornada.

Tras remarcar el rol fundamental que ocupa el Servicio de Medicina Forense de la justicia de la Ciudad para asistir a los magistrados en casos complejos “donde el aporte de los peritos es muy importante”, Reynoso expuso ejemplos de causas del fuero Contencioso Administrativo y Tributario en las que los jueces deben resolver conflictos con personas afectadas en su salud mental.

“Los jueces contenciosos tenemos muchos casos de personas por debajo de la línea de pobreza que reclaman ser auxiliadas para garantizar su derecho social a la vivienda. Muchas veces a estos casos se suman situaciones de salud mental precaria. Si la sociedad no contiene a las personas en condiciones de vulnerabilidad vamos a caer en situaciones de deterioro de la salud mental”, subrayó el consejero.

Finalizando su participación, Reynoso mencionó la “cantidad de licencias por problemas de salud mental” vinculadas al estrés laboral, el acoso o la violencia en el lugar de trabajo, y destacó la tarea que está desarrollando la consejera Vanesa Ferrazzuolo con la implementación del Programa de Prevención de la Violencia Laboral.

Por su parte, Paula Lagos aportó su visión y experiencia desde el ámbito Penal, Contravencional y de Faltas ante casos judiciales con personas con problemas en su salud mental y en situación de vulnerabilidad social, reconociendo la complejidad del rol del defensor público ante “el conflicto de cada persona con la ley, por un lado, sumado a los conflictos particulares que la atraviesan como puede ser la situación de calle, el consumo de paco, los vínculos familiares rotos”.

Durante su exposición, la defensora enfatizó que los operadores de la justicia deben “salir de los parámetros alienación o no alienación” y tener una visión integral de la persona. “Nos cuesta encontrar un marco de contención para poder ayudar”, dijo.

Concluidas las exposiciones inaugurales, profesionales técnicos abordaron cinco ejes temáticos: Tratamientos Intramuros, Muerte en Custodia, Cumplimiento de Pautas de Conducta, Violencia Familiar y Situación de Calle.-