La importancia de la participación de la ciudadanía para una ágil resolución de conflictos

Por el 19 mayo 2016
Los jueces Bentolila y Cavaliere, durante su disertación. Foto:IJudicial

Los jueces Bentolila y Cavaliere, durante su disertación. Foto:IJudicial

Los jueces del fuero Penal, Contravencional y de Faltas, Carla Cavaliere y Carlos Bentolila, instaron a los vecinos de la Ciudad a participar en el sistema judicial, tanto concurriendo a los juicios orales y públicos, como denunciando y testificando. En el marco del “Ciclo de Conversatorios” durante la 42° edición de la Feria del Libro, los magistrados expusieron acerca de las competencias del fuero que integran, y las características de la justicia PCyF a la que definieron como una justicia horizontal, destinada al ciudadano, ágil y oral. «Nosotros no podemos avanzar ni resolver nada sin participación de la ciudadanía», afirmó Bentolila. A lo que Cavaliere sumó: «Sepan los vecinos de la Ciudad que tienen una justicia donde pueden acudir».

 

Los titulares de los juzgados del fuero Penal, Contravencional y de Faltas N°2 y N°3, Carlos Bentolila y Carla Cavaliere, participaron el pasado 28 de abril del cuarto encuentro del “Ciclo de Conversatorios sobre la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires” organizado por la Secretaría de Asuntos Institucionales del Consejo de la Magistratura de la CABA, en el stand institucional del Poder Judicial de la Ciudad durante la 42° Feria del Libro.

Con un recorrido histórico sobre la creación de la justicia de la Ciudad a partir de la declaración de autonomía del estado porteño tras la reforma de la Constitución Nacional en el año 1994, y su evolución hasta la actualidad, los jueces destacaron entre las principales características de la justicia local, la selección por concurso de todos sus magistrados, la celeridad de los procesos que tramitan en la jurisdicción y el compromiso personal que ellos asumen con cada causa que ingresa a sus tribunales.

«El objetivo de nuestra participación en esta charla es que los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires sepan que hay un Poder Judicial elegido por concurso de oposición y antecedentes; un Poder Judicial que esta íntegramente conformado por jueces de concurso y que fueron designados con participación de la Legislatura de la Ciudad, con lo cual en la designación de magistrados participa la sociedad a través de nuestros representantes. También en esta difusión aspira que ustedes sepan a que se dedica la justicia de la CABA», dijo Cavaliere al iniciar la exposición.

La jueza continuó destacando que «la justicia de la Ciudad de Buenos Aires es una justicia de parte, donde todos los magistrados que la conformamos nos dedicamos personalmente a cada expediente”, y resaltó que en materia penal, los procesos se resuelven mayoritariamente de manera oral. “No hay delegación de funciones, la gente ve al juez que resuelve, escucha al juez que resuelve, y en aquellas cosas más importantes se encuentra cara a cara con él”, subrayó. Y agregó: «Es una justicia más horizontal, más de cara a la gente, con la conciencia que la misma está destinada al ciudadano y no tenemos que dictar nuestras resoluciones en un lenguaje que solamente nosotros los abogados comprendamos”.

DSC_0549Cavaliere resaltó además, que  «la Constitución de la CABA y las leyes locales de procedimiento son pioneras en materia de reconocimiento de derechos y de articulación e implementación de soluciones alternativas al conflicto, como la mediación, suspensión del juicio a prueba, conciliación, mecanismos que nosotros llamamos de justicia restaurativa». Sobre la justicia restaurativa, explicó que «es un mecanismo de participación en el cual la victima, el ofensor y la comunidad participan en un mecanismo en el cual se ponen de acuerdo para reparar el perjuicio que se ocasionó». «Esto puede ser una suma de dinero, tarea comunitaria, que vayan y pinte de nuevo una pared que graffitearon, que limpien si ensuciaron bienes. Recordarán el caso de los chicos del Liceo Francés que hicieron un pozo y se embadurnaron con tierra, bueno lo que tuvieron que hacer en acuerdo de mediación fue reparar la plaza que habían dañado. No recibieron sanción penal por esa comisión de daño de bienes, pero hicieron algo para reparar lo que habían hecho, que es mucho más constructivo y educativo.  Cuando se puede se implementan estos mecanismos, pero hay determinados hechos y delitos que quedan afuera de una solución alternativa», dijo.

Entre los diversos temas abordados por la jueza, también mencionó la competencia en materia penal juvenil en el fuero PCyF de la Ciudad. «Hay dos secretarias penales juveniles que intervenimos en casos en que los imputados sean menores de 18 años de edad para delitos, contravenciones de transito y faltas«, explicó Cavaliere, a cargo de una de las secretarías especializadas en menores, aclarando que en materia contravencional no se sanciona a los menores, salvo en «las contravenciones de transito teniendo en cuenta que los chicos de 17 años tienen carnet de conducir, y por ende, pueden ser responsables de los hechos que les sean imputados«.

A su turno, el juez Bentolila destacó los pasos adoptados en los comienzos de la conformación de los primeros tribunales locales para dar a conocer a la ciudadanía la existencia de un nuevo Poder Judicial. Entre las actividades realizadas, el magistrado detalló las recorridas que en su momento hicieron por las escuelas, las visitas a los Centros de Gestión y Participación, para lo cual reflexionó que con ese accionar se comenzó a hacer de la justicia porteña “una estructura pujante que cada vez tiene más adhesiones por parte de la gente porque cada vez lo va conociendo más”.

“Como cada cosa que se va conociendo más, la gente va participando más”, manifestó el juez, aunque se lamentó que «dentro de nuestra concepción de oralidad actuada, muy pocas veces tenemos la presencia de público” en los juicios. “En cada ocasión que tenemos oportunidad, les decimos a los vecinos que vengan a los juicios, que se fijen cómo funciona la justicia y vean como nosotros respondemos a lo que allí está pasando”, expresó el magistrado, invitando al público presente en el stand a participar como público en los juicios orales que diariamente se celebran en los tribunales del fuero PCyF.

Bentolila también hizo referencia al acceso a la justicia y la cercanía de la misma con la ciudadanía y sostuvo que los jueces deben expresarse con claridad y simpleza. «Nosotros no nos podemos manejar con un lenguaje académico, podríamos si quisiéramos, porque los latinazgos están a la orden del día en los abogados, pero la idea es que el imputado, el testigo, la víctima que están presentes en la audiencia de juicio, estén en condiciones de entender por qué se resuelve el caso de una manera y no de otra, por qué se presenta la prueba de una manera y no de otra, en definitiva, por qué le damos la razón a una parte y no a la otra”, afirmó.DSC_0585

El juez también aclaró que en la justicia no hay «como en el Prode, local, empate y visitante» ya que «el empate no existe». «Tiene razón una parte o no la tiene. En el sistema acusatorio la labor de impulsar la acusación es del fiscal, es decir, tiene probar que el imputado es culpable; no es la defensa la que debe probar la inocencia. La ciudadanía debe conocer estas características, por eso es importante que tenga conciencia que éste es un Poder Judicial que les permite participar«, remarcó.

Comparando el servicio de justicia local con otras justicias, Bentolila afirmó que en la Ciudad «hemos resumido los tiempos procesales de manera absoluta«, y que «causas que en Poder Judicial de Nación demoraban años, acá no tardan más de 6 meses». «Yo tengo un record, desde que se cometió el hecho hasta que se dictó sentencia, solamente transcurrieron 14 horas. Se cometió el hecho, se pusieron de acuerdo la fiscalía y la defensa, y en un juicio abreviado se resolvió un caso en situación de flagrancia», destacó. Y remarcó: «No tenemos todos los delitos que quisiéramos. Esperemos que pronto podamos hacer lugar a esa manda constitucional de que todo el Poder Judicial de la Nación, con excepción de la Justicia Federal, pase a la Ciudad«.

Luego de sus presentaciones, los jueces respondieron consultas efectuadas por el público presente respecto de situaciones de actualidad como las fiestas electrónicas y el maltrato animal. Al final de este intercambio, los magistrados reforzaron la importancia de involucrarse por parte de la ciudadanía asumiendo las cuestiones que le competen a cada ciudadano para poder dar comienzo a un proceso judicial que ayude a solucionar el conflicto denunciado.

«Se le recrimina a la justicia que no se investiga, pero para que eso suceda, se necesita la intervención de la sociedad. Los jueces, los fiscales, intercedemos cuando un hecho pasó, no hacemos prevención, si no denuncian, si no testifican, no se quejen si no avanza una investigación. Nosotros no podemos avanzar ni resolver nada sin participación de la ciudadanía. Es importante que ustedes, como ciudadanos, también asuman las responsabilidades que les competen.», dijo a modo de conclusión el juez Bentolila. A lo que Cavaliere, sumó: «Sepan los vecinos de la Ciudad que tienen una justicia donde pueden acudir, que tienen un mecanismo alternativo de resolución de conflicto y que tiene un código de procedimiento muy ágil«.