Sentencia local es finalista en concurso internacional de Derechos Humanos

Por el 22 julio 2015
iidhJunto con otros cinco fallos de Argentina, Colombia y México, una causa habitacional que tramitó en la Justicia de la Ciudad fue preseleccionada en el concurso «Justicia y Convencionalidad» organizado por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, con sede en Costa Rica.

La sentencia fue dictada por Pablo Mántaras, titular del juzgado Nº 3 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, en la que se condenó al Gobierno de la Ciudad a asegurar de manera inmediata el acceso a una vivienda digna y se dispuso la intervención de los equipos de asistencia públicos para que lleven a cabo un abordaje interdisciplinario de la problemática social particular de los actores, brindándoles asesoramiento, orientación, apoyo y capacitación necesarios para que pueda superar su situación de vulnerabilidad. En la causa, dos personas con hijos menores en situación de vulnerabilidad demandaron al Gobierno de la Ciudad una adecuada asistencia habitacional, alegando la ilegítima omisión del demandado y requiriendo la tutela de su derecho constitucional a la vivienda, debido proceso, salud y dignidad.

El concurso internacional creado por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos tiene la finalidad de promover la implementación y aplicación del control de convencionalidad en la administración de justicia en los países parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y que hayan aceptado jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El control de convencionalidad obliga a los Estados a comparar el derecho interno con la normativa y principios del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, integrándolo a las decisiones de los operadores de justicia en casos concretos.

El fallo de Mántaras se destaca, precisamente, por aplicar expresamente el control de convencionalidad, a través de la categorización de los derechos sociales según el sistema internacional de derechos humanos, en particular los instrumentos vinculados a la Convención Americana de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y las Observaciones Generales del Comité DESC.

El proceso de premiación se encuentra en su segunda etapa, que consiste en una votación pública hasta el 31 de julio (http://www.iidh.ed.cr/IIDH/carrusel/concurso-j-y-c-votaciones-publicas). Todas las sentencias preseleccionadas están publicadas en http://www.iidh.ed.cr/IIDH/media/2543/segunda-etapa-1.pdf.  El próximo 8 de agosto se conocerán los resultados del concurso con la decisión final del jurado, integrado por los juristas Eugenio Raúl Zaffaroni (Argentina), Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot (México), Florentín Meléndez (El Salvador) y Santiago Canton (Argentina).