Jueza de la Ciudad brindó una conferencia sobre pornografía infantil en Nueva Zelanda

Por el 21 enero 2014

La titular del juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nº 8, Natalia Molina, disertó este viernes en el marco de la Conferencia Regional de Jueces Asia-Pacífico 2013, que se llevó a cabo entre los días 9 y 13 de mayo en la ciudad de Auckland, Nueva Zelanda, organizada por la Asociación Internacional de Mujeres Juezas (IAWJ) y la Asociación de Mujeres Juezas de Nueva Zelanda (NZAWJ). La magistrada fue invitada para participar del panel “Tráfico y pornografía” junto con Nurunnaher Osmani (Bangladesh) y Vicky Wu (Taiwan). En su disertación, Molina presentó un caso de estudio sobre pornografía infantil en el cual intervino. En la causa se había investigado a un imputado por el delito de exhibiciones obscenas a menores de edad, consistente en la producción de imágenes fotográficas. Su presentación describió las medidas de investigación relevantes para dilucidar el caso (en particular, el trabajo realizado por la policía y el Centro de Investigaciones Judiciales) y las decisiones procesales tomadas para proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes, cuya salvaguarda, según el relato de la magistrada, insumió especial atención en la causa. En lo que respecta a las víctimas de esta clase de delitos, Molina señaló que “necesitan el apoyo incondicional del Estado, en la medida que perciban que están protegidos efectivamente, contenidos y alcanzados por la fuerza de la ley internacional, son personas dispuestas a colaborar con la causa. Pero hay que ser cuidadosos para que no reciban una doble victimización. Solo con la combinación de todos estos elementos, será efectiva la protección”. Y animó a las asistentes a usar los instrumentos internacionales en aras de la protección de las víctimas. La Asociación Internacional de Mujeres Juezas es una organización no gubernamental sin fines de lucro con más de 4.000 integrantes de todos los niveles judiciales de 103 naciones. El propósito de la Conferencia Regional es brindar a los jueces e integrantes de los Poderes Judiciales de la región la oportunidad de reunirse para discutir asuntos de común interés. Asimismo, constituye un ámbito de encuentro y fortalecimiento de los vínculos regionales.

Este año, las temáticas que se discutieron, además del tráfico y la pornografía infantil, fueron la relación entre la cultura y los derechos humanos, el acto de juzgar a nivel internacional, el abuso de poder para obtener favores sexuales, asuntos vinculados con las mujeres y los niños (como la violencia doméstica, los desafíos para las mujeres en los diversos países y las leyes juveniles), las alternativas en la estructura y el procedimiento de las cortes y la experiencia de las mujeres en roles internacionales, entre otros.