Acercar la Justicia a la sociedad, eje del encuentro del CFJ

Por el 24 mayo 2014

Jueces comprometidos con la cultura en la que viven y con un lenguaje simple fueron algunos de los conceptos centrales que se expusieron el encuentro organizado por el Centro de Formación Judicial con motivo de sus 15 años de vida.

La Sala de Audiencias del Tribunal Superior de Justicia se convirtió en la tarde del jueves 22 de mayo en lugar de cita de magistrados, académicos y funcionarios de la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires. Organizado por el Centro de Formación Judicial con motivo de celebrar este 2014 sus 15 años de vida, se desarrolló el primero de una serie de encuentros que tendrán como fin analizar y debatir diversos temas de interés para quienes conforman el Poder Judicial de la CABA.

Bajo el título “Capacitación e Independencia de la Justicia”, este primer encuentro congregó a un panel de expositores integrado por el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Luis Lozano, el presidente del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Manuel Olmos, la decana de la Facultad de Derecho de la UBA, Mónica Pinto, el presidente de la Cámara de Apelaciones del fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, Carlos Balbín, el fiscal ante la Cámara en lo Penal Contravencional y de Faltas y presidente del Colegio de Magistrados de la CABA, Gabriel Unrein, y la jueza en lo PCyF y presidenta de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la CABA, Carla Cavaliere.

Tras la presentación del director del CFJ, Eduardo Molina Quiroga, el presidente del TSJ tomó la palabra para resaltar la labor realizada en materia de capacitación para que los magistrados porteños puedan “enfrentar los cambios, tanto de los tipos de conflictos como de las normativas y tecnologías” y “encontrar un espacio de reflexión”.

“Los Poderes Judiciales necesitan para su independencia de una capacitación per mantente”, subrayó Lozano.

Seguidamente, el presidente del Consejo de la Magistratura, Juan Manuel Olmos, recordó el momento en el que se sancionaron las leyes fundantes del Poder Judicial de la Ciudad y consideró que “este es un momento para revisar el sistema de capacitación, ya que está concentrado en el órgano de selección de magistrados el sistema de capacitación de los mismos”.

“Estamos queriendo conformar una comisión de trabajo para enviar a la Legislatura un proyecto de ley que le dé autarquía al CFJ. Nos parece que si el TSJ está encabeza del Centro de Formación Judicial le dará garantías de transparencia, independencia y jerarquía al sistema de capacitación”, anunció Olmos.

Centrando su exposición en la importancia de la imparcialidad de los magistrados, la Decana de la Facultad de Derecho de la UBA remarcó que “a la independencia e imparcialidad de los jueces se llega con capacitación e instrucción”, y subrayó la necesidad de superar la etapa de “los especialistas” para avanzar en pos de magistrados que puedan comprender “la realidad con sus complejidades” y con un lenguaje que acerque el derecho a la sociedad.

“El lenguaje de los jueces le tiene que llegar a Juan y Juana pueblo para no necesiten de un traductor de un lenguaje casi esotérico”, afirmó Mónica Pinto.

En la misma línea expuso el camarista Carlos Balbín, quien remarcó tres puntos relevantes en la capacitación de un juez: “una formación centrada en la pluralidad y diversidad de temas y docentes, un debate jurídico amplio, y una perspectiva comprensiva de la cultura y la sociedad en la que vive”.

“Necesitamos jueces con conocimiento jurídico, pero también jueces tolerantes, comprometidos socialmente, con autocrítica e independientes del poder político y de las corporaciones” sostuvo Balbín.

Entre los puntos que el presidente del Colegio de Magistrados porteños, Gabriel Unrein, destacó en su exposición estuvo la necesidad de fomentar la capacitación de cara a los cambios que se avecinan en la justicia como son los juicios por jurados. “La participación popular nos obliga a prepararnos para esos cambios. Es importante que la sociedad comprenda el funcionamiento de la justicia. El lenguaje para dirigirse a los jurados y al público debe ser distinto. Necesitamos un constante entrenamiento, más que capacitación ya que las bases teóricas las tenemos”, afirmó Unrein.

Cerrando el panel de expositores, y tras destacar la labor realizada por el CFJ en la capacitación que están llevando a cabo para quienes integrarán los jurados juveniles que próximamente se pondrán en funciones, la presidenta de MAFUCABA, Carla Cavaliere, se sumó al reclamo de acercar la justicia a la sociedad.

“No tenemos que escribir para la academia ni para las instancias superiores, tenemos que hacerlo para la gente. Para esto hay que hacer talleres, cursos de oratoria que nos permitan hacer claro nuestro lenguaje”, concluyó la jueza.

El encuentro contó con la presencia de los ministros del TSJ, José Casás e Inés Weinberg de Roca, la asesora General Tutelar, Yael Bendel, la asesora General Adjunta, Ángeles Burundarena, y los consejeros de la Magistratura, Alejandra Petrella, Agustina Olivero y Ricardo Baldomar, entre otros.