López Alfonsín expuso sobre áreas protegidas en seminario organizado por Acumar

Por el 20 diciembre 2016
En el marco del seminario “Educación ambiental y áreas protegidas de la Cuenca Matanza-Riachuelo” organizado por la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo el 15 de diciembre en el Parque Natural Lago Lugano de la CABA, Marcelo López Alfonsín disertó sobre el régimen legal de las áreas protegidas, e instó a que se constituya una red de áreas naturales urbanas.

 

Foto gentileza Acumar

Foto gentileza ACUMAR

El juez Marcelo López Alfonsín participó el pasado 15 de diciembre del Seminario de Educación Ambiental y Áreas Protegidas de la Cuenca Matanza Riachuelo, organizado por ACUMAR y desarrollado en el Parque Natural Lugano. El titular del juzgado N° 18 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad formó parte del primer panel de expositores, centrando su ponencia en el régimen legal de las áreas protegidas.

Ante el publico asistente, entre los cuales se encontraban representantes de las 12 reservas que existen en la cuenca, el magistrado analizó la definición dada por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) a través de la Comisión Mundial de Parques Nacionales de la que forma parte en su carácter de especialista, y promovió la constitución de una red de áreas naturales urbanas en la jurisdicción de la Autoridad Interjurisdiccional de la Cuenca Matanza- Riachuelo.

“La ley de creación de la ACUMAR es un paraguas institucional perfecto para resolver uno de los problemas más complicados al momento de creación de áreas protegidas: los conflictos interjurisdiccionales. El fallo de la  Corte Suprema en la causa ´Mendoza, Beatriz y otros contra Estado Nacional y otros’ de julio de 2008 es una invitación al Gobierno Federal y los gobiernos de la Provincia de Buenos Aires y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a concretar el federalismo ambiental que consagró el constituyente en la reforma de nuestra Ley Fundamental en 1994”, dijo el magistrado, y recordó también el énfasis puesto en este punto por los jueces en la pasada audiencia pública del 30 de noviembre en ocasión de la revisión del Programa Institucional de Saneamiento (PISA) realizado por la autoridad interjurisdiccional.

López Alfonsín remarcó que “las 12 reservas naturales radicadas en el ámbito de la ACUMAR, más allá de su estatus jurídico particular, pueden ser gestionadas conjuntamente en cumplimiento del mandato constitucional establecido por la cláusula ambiental del artículo 41: las autoridades deben proveer a la protección del derecho al medio ambiente sano a través de la información y la educación ambiental”.

“La gestión de esta docena de áreas protegidas –entre las cuales se encuentra la Reserva Costanera Sur y el propio Parque Natural Lago Lugano- en forma de red permitirá consolidar la conciencia de la sociedad y fortalecer la participación ciudadana en beneficio de las presentes y futuras generaciones, conforme a los principios de la Ley General del Ambiente”, concluyó.-