Ordenan suspender la construcción del túnel de Saavedra

Por el 4 septiembre 2014

Ante un reclamo de los vecinos, la Justicia porteña resolvió suspender transitoriamente las obras del paso bajo nivel en la Avenida Balbín. En los fundamentos de la medida precautelar dictada se considera que se podrían agravar las inundaciones en la zona.

 

El titular del juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 2 de la Ciudad de Buenos Aires, Roberto Andrés Gallardo, resolvió dictar como medida precautelar una orden para que el Gobierno porteño “se abstenga de innovar con relación a las obras” de construcción de un paso bajo nivel en la intersección de las vías del Ferrocarril Mitre y la Avenida Balbín, en el barrio de Saavedra.

En este sentido, el magistrado dispuso que el Ejecutivo porteño deberá remitir, en el plazo de cinco días, “copia certificada de las actuaciones administrativas vinculadas con la aprobación de la obra” cuestionada y “el informe de impacto ambiental elaborado al respecto y aprobado” por la Agencia de Protección Ambiental. Hasta que cumpla con dicho requisito y se resuelva la medida cautelar requerida en la causa, el magistrado ordenó que se suspendan “todos los trabajos iniciados o a iniciarse en el lugar, así como la instalación de obradores, maquinarias, y la realización de cualquier actividad o tarea preparatoria de las obras”.

En la acción de amparo, el grupo de vecinos impulsores del planteo, solicitan que “se declare la nulidad del acto administrativo por el cual se resolvió la construcción” del cruce bajo nivel en cuestión, y el dictado de una medida de “no innovar que asegure, hasta tanto se resuelva el fondo de la acción entablada, el eventual cumplimiento del objeto del amparo”.

En la resolución, el juez Gallardo entendió que si bien no contaba aún con todos los elementos para resolver la medida cautelar solicitada, la documental presentada en la causa da cuenta de que durante la audiencia pública de mayo, realizada por tratarse de un emprendimiento susceptible de efecto ambiental, los vecinos del barrio manifestaron su oposición al proyecto, así como otros dos mil habitantes de la Ciudad, aproximadamente, también firmaron en contra de la obra.

Por otra parte, el magistrado porteño planteó que surge del informe técnico presentado por los demandantes y elaborado por una integrante del Departamento de Hidráulica de la Facultad de Ingeniería de la UBA, que las obras “podrían afectar en forma negativa el sistema de desagües del barrio de Saveedra, agravando aún más las frecuentes inundaciones que tienen lugar en cada vez que se producen lluvias intensas”. Por este motivo, en la resolución dispuso “citar a la ingeniera María Eva Koutsoulis” a concurrir al tribunal el próximo 11 de septiembre para “reconocer la autoría y autenticidad del informe técnico” y brindar explicaciones al respecto. Gallardo también resolvió poner en conocimiento del amparo a la Defensoría del Pueblo, “a los efectos que su titular estime correspondientes”.

Teniendo en cuenta la documental acompañada, según el magistrado “se encontraría acreditada en el caso la inminente afectación a los derechos constitucionales invocados por los amparistas, a un hábitat adecuado, a la salud integral, a un ambiente sano y a participar en la elección de las prioridades presupuestarias del barrio”, por lo que “existiría en esta instancia preliminar humo de buen derecho para otorgar a los peticionarios una protección precautelar de los derechos de jerarquía constitucional involucrados”.

La orden judicial fue dictada en el marco de un amparo iniciado por vecinos del barrio, quienes afirman que la realización inminente del túnel, encomendado a Autopistas Urbanas, podría generar mayor propensión a inundaciones en un barrio que ya está situado en una zona altamente inundable, como es la cuenca del arroyo Medrano.