Escuela de Danzas: Ordenan medidas urgentes por falencias edilicias y de seguridad

Por el 15 mayo 2018

La justicia en lo Contencioso Administrativo y Tributario hizo lugar a una medida cautelar y ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizar de modo urgente medidas dirigidas a solucionar las falencias edilicias y de seguridad en la Escuela de Danzas “Aída Mastrazzi”, dentro del plazo de diez días y presentar un Plan de Obras

 

El juez Guillermo Scheibler, titular del juzgado n.º 13 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, hizo lugar a una medida cautelar y ordenó al GCBA adoptar en el plazo de diez días cinco medidas edilicias de carácter urgente en la Escuela de Danzas “Aída Mastrazzi”, dependiente del Ministerio de Educación.

Tales medidas son: acondicionar el sistema de agua bajo presión, debiendo completar la totalidad de las llaves de incendio instaladas con su correspondiente gabinete y elementos complementarios (manga, lanza y volante de maniobras); dotar de extintores al inmueble, en razón de un extintor por cada 200 metros cuadrados de superficie cubierta, ubicados a no más de 20 metros cada uno, colocados entre 1.20 y 1.50 metros del solado con su correspondiente chapa baliza y tarjetas identificadoras y acreditar que poseen el servicio de una empresa mantenedora registrada bajo la resolución 677/AGC/16; instalar un sistema de señalización de emergencia en la totalidad de los medios de salida exigidos, según lo establecido en el Código de Edificación; instalar un sistema de iluminación de emergencia y colocar contratapa en la totalidad de los tableros eléctricos; todo ello, conforme con las recomendaciones que surgen del informe del Cuerpo de Bomberos de la Policía de la Ciudad.

Por otro lado, el juez ordenó al GCBA presentar en el término de 30 días, un Plan de Obras destinado a cumplir con la totalidad de dichas recomendaciones, en el que se deberá indicar el cronograma de los trabajos a realizarse y el tiempo que se estime para su ejecución y finalización. Las decisiones fueron tomadas en el marco de los autos caratulados “Mirco, Elizabeth Noemí y Otros contra GCBA sobre Amparo-Educación – Temas Edilicios” Expediente A18945-2017/0.

El magistrado advirtió que, “con las constancias probatorias reseñadas se desprende que las condiciones edilicias del establecimiento de marras no se ajustan a las previsiones normativas en materia de seguridad y que el estado en que se encuentran las instalaciones podría poner en riesgo la vida y la integridad física de las personas que puedan encontrarse en el inmueble y/o incluso en su cercanías, entre quienes se hallan involucrados los alumnos del colegio y el personal docente y no docente que presta servicios en dicha institución”.

En septiembre de 2017, Scheibler ya había hecho lugar a una medida cautelar solicitada por los actores y había ordenado al GCBA que realizara de modo urgente medidas extraordinarias y de excepción dirigidas a erradicar la presencia de roedores y prevenir su proliferación en la institución, las que debían incluir —entre otras— acciones de limpieza (sistemática, profunda y en absolutamente todas las dependencias de la Escuela), desinfección y desratización, mientras que en octubre ordenó la difusión de un edicto.

Sin embargo, los padres alegaron el incumplimiento de la medida precautoria y denunciaron la existencia de “gravísimas irregularidades y falencias en términos de instalación eléctrica, elementos de extinción de incendios y accesibilidad (Ley N° 962)” y, en consecuencia, solicitaron que se dictara una nueva cautelar.-